El debut de Matías Almeyda en la MLS ha sido peor de lo que se hubiera imaginado, pues ha perdido sus tres partidos al frente del San José Earthquakes y es último en la Conferencia del Oeste. Sin embargo, la cosa no termina en el terreno de juego, pues no entiende algunas costumbres estadounidenses, como la del Super Bowl y tampoco domina el inglés.

Esta situación limita su comunicación con el plantel, aunque para su fortuna más de la mitad de sus jugadores son latinos y hablan español. El problema es con los elementos estadounidenses que no hablan el mismo idioma del estratega, quien se apoya en un traductor, de origen argentino, pero que ha hecho casi toda su vida en el Estados Unidos.

Los idiomas no son algo que domine el extécnico de las Chivas, pues recordó que en Italia, cuando fichó como jugador con la Lazio, Parma, Inter de Milán y Brescia, pasó el primer año sin hablar italiano, aunque después de siete años en la Serie A, llegó a dominarlo.

En la MLS le pasa algo similar, pues va de poco a poco:Voy aprendiendo una palabra por día, puede ser cualquiera, desde que saludo a una persona hasta una mínima indicación”, explicó en entrevista con Marca Claro.

Respecto a la relación con su traductor, Agustín, explicó que se dividen el plantel en dos partes, para que los jugadores que hablan español puedan escuchar a Matías y los que hablan inglés, escuchen al traductor, quien además trata de llevar el mensaje claro, por lo que trata de hacer las mismas gesticulaciones.

“Es como un imitador…. Lo que hablamos, él lo está traduciendo. El que habla español me está escuchando, el que habla inglés está escuchando a Agustín… por ahí las caras son diferentes, él es más joven, yo tengo más arrugas, pero ahí vamos”, compartió el timonel.

Matías no es el único timonel argentino que sufre con el inglés. Marcelo Bielsa también cuenta con un traductor en Inglaterra, donde dirige al Leeds United, aunque la mancuerna funciona bien y el “Loco” cada vez comprende más el idioma.

https://instagram.com/sopitasdeportes