Matías Almeyda prometió vender tacos en Guadalajara y luego dirigir a Chivas