Todavía no comienza oficialmente el mercado de fichajes invernal, pero ya hay una posible bomba en camino. Se trata nada más y nada menos que del delantero argentino, Mauro Icardi.

El rompe redes del Internazionale está en una temporada grandiosa. Acumula 17 goles en 17 partidos de Serie A y una asistencia. Con 24 años de edad ya es el capitán y pues obviamente, ha llamado la atención de muchos.

Entre los equipos que quieren hacerse de sus servicios es lógico que aparezca el Real Madrid. La Casa Blanca siempre está metida en estos rumores y más desde que Florentino Pérez llegó a la presidencia.

Al directivo le fascinan este tipo de fichajes. Le encanta que su equipo esté en boca de todos y ahora más que nunca, parecen necesitar de un killer del área.

Karim Benzema no anda muy bien que digamos. El francés trae la mira chueca y a pesar de que es un muy buen generador fuera del área, los seguidores del equipo exigen que anote más. Gareth Bale se la pasa lesionado, siguen dependiendo casi en su totalidad de Cristiano Ronaldo y a consecuencia de esto, los resultados no son los esperados.

Por lo tanto, por más que Zinedine Zidane insista en que no necesitan otro delantero, probablemente Florentino piensa diferente. Así que se están haciendo esfuerzos para que Icardi se vista de merengue.

La cuestión es que el Inter está del otro lado y no piensa dejarlo ir tan fácil. Se dice que piensan extenderle el contrato hasta el 2023 con un sueldo de siete millones de euros por año y una cláusula de rescisión de 130 millones de euros.

En pocas palabras, si el Madrid lo quiere tendrían que hacerlo el tercer futbolista más caro de la historia.

Esto sería una especie de blindaje, aunque no sabemos si muy efectivo. Con lo que pasó con Neymar, Barcelona y PSG ya cualquier cláusula parece accesible. Además, el Madrid se distingue por tener dinero y en muchas ocasiones, hacer que los jugadores provoquen su salida.

Cabe recordar los casos de Bale o Luka Modric que estaban con contrato vigente con el Tottenham pero hablaron con el equipo español y forzaron su salida. Hicieron de todo para que los vendieran hasta que pasó.

Lo que parece seguro aquí es que el Real Madrid necesita un delantero y ahí está Icardi. Es polémico, puede que no encaje muy bien en su selección, pero de que mete goles al por mayor, lo hace.

Veremos quién gana la batalla de dinero en este periodo de transferencias…