Pumas le quedó sumamente chico al América en la Semifinal de Vuelta. De la garra que mostraron los felinos en el juego de ida no hubo rumor en el Estadio Azteca, pues no habían pasado ni 10 minutos cuando los azulcremas ya se habían adelantado en el marcador.

Al final, los auriazules se fueron despachados 6-1 (8-3 en el global), lo cual no estuvo mal para el espectáculo, pues siete goles en un mismo partido siempre será entretenido, salvo para la afición de Pumas, obviamente.

Alfredo Saldívar fue quien menos disfrutó este partido, pues se comió dos goles en el primer tiempo y provocó el penal con el que América cerró la cuenta en el Azteca.

Ahora, la Final del futbol mexicano es una nueva revancha para Cruz Azul, que no puede olvidar aquella serie perdida en penales en el Clausura 2013 de la forma más dramática, pues se quedó a segundos de coronarse en tiempo regular, pero Moisés Muñoz provocó el empate con un cabezazo en el último minuto, el cual provocó que el juego se fuera s tiempos extra y después a penales.