Foto: Getty Images

Sufriendo y con las rotaciones, pero México sí le ganó a Nueva Zelanda

Segundo partido de la Selección de México en esta Copa Confederaciones. Después del empate milagroso ante Portugal, se espera un resultado mucho más sencillo ante una Nueva Zelanda que no mostró nada ante Rusia.

La cosa es que hay dos problemas para el Tri. Primero, estos partidos, contra rivales supuestamente inferiores, siempre se le termina complicando de más, Segundo, el famoso grito podría traer complicaciones si no se detiene ahora, hasta la suspensión del partido.

México 2-1 Nueva Zelanda

La primera de peligro, para sorpresa de los presente, fue de los neozelandeses. De ahí, la verdad es que las cosas se pusieron muy extrañas. Los mexicanos con poca recuperación y muchos jugadores de ataque, se veían muy desequilibrados.

La situación se complicó más por un choque en el área entre Carlos Salcedo y Chris Wood. Se decía que era codazo del de Oceanía, pero al final fue meramente accidental y el mexicano salió en camilla y con el hombro dislocado.

De ahí Nueva Zelanda tomó la pelota y ¡pum! ¡Cayó el primero! Wood aprovechó un pase filtrado de y definió ante Alfredo Talavera y sí, se veía venir… Toda una película de terror…

Para el segundo tiempo Juan Carlos Osorio intentó componer el relajo que armó en la alineación. Metió a Héctor Herrera pero las cosas siguieron complicadas hasta que llegó Raúl Jiménez. El delantero logró una media vuelta en la orilla del área y le pegó tan duro que le dobló las manos al portero Stefan Marinovic.

Ya con las cosas más tranquilas, Javier Aquino se convirtió en la entrada de México. Un desborde al minuto 71′ en la banda resultó en una gran definición de Oribe Peralta. El Hermoso apareció como siempre lo hace, cuando la Selección más lo necesita.

Gracias a este resultado, México llega a cuatro puntos y se jugará la clasificación contra Rusia. Aún así, la verdad es que la derrota para Nueva Zelanda fue injusta…

Alineaciones

Pleca Copa Confederaciones