Tomando en cuenta la campaña que la Federación Mexicana de Futbol y la Liga MX tienen en planes para erradicar el grito de “eeh puto” en los estadios (los cuales pueden ser vetados), la sanción de tres partidos a Miguel Herrera por llamar “puto” al árbitro del clásico joven le salió barata.

El estratega del América recibió un partido de suspensión por la expulsión en los minutos finales del partido contra Cruz Azul y otros dos por insultar al silbante en la zona mixta. “Hablen con el puto árbitro que viene atrás”.

La comisión disciplinaria interpretó las palabras de Herrera como un insulto y no como una expresión de discriminación, razón por la cual no le cayeron más partidos de suspensión, sin embargo, después de este antecedente la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), trabajará con la Femexfut para elaborar estrategias en casos similares.

Mexsport

Alexandra Haas, quien es presidenta de la Conapred, explicó a ESPN que para este organismo no hay lugar a interpretaciones, pues considera que la expresión “puto” denota discriminación.

“Puede haber diferencias de interpretación, para Conapred está claro, es una palabra que expresa un prejuicio, un estereotipo, acerca de un grupo de población, y que además lo expresa de manera denostativa, en ese sentido por eso celebramos el convenio”, indicó.

De esta manera, no sería raro ver a Miguel Herrera encabezando una campaña contra la discriminación en conjunto con la Conapred y la Femexfut, como el propio Herrera indicó en el video del domingo en el que ofreció disculpas al silbante.