América y Cruz Azul se volvieron a ver las caras por sexta ocasión en los últimos dos torneos, ahora para definir al equipo que jugará las Semifinales del Clausura 2019 y esto significó una duelo más entre dos estrategas de mecha corta: Miguel Herrera y Pedro Caixinha.

Los dos estrategas ya habían protagonizado broncas desde que el lusitano dirigía a Santos Laguna y desde su llegada a Cruz Azul ambos timoneles habían intercambiado mensajes, como el del Herrera, quien aseguró que era el ídolo del lusitano.

En pocas palabras, los técnicos ya se traían ganas desde hace un rato y en el juego de Vuelta de los Cuartos de Final se les acabó la paciencia, por lo que armaron un conato de bronca desde las zonas técnicas.

Todo comenzó con los reclamos de Herrera hacia el árbitro (cuando no) por no detener el partido, luego de un choque de cabezas entre Igor Lichnovsky y Guido Rodríguez, en el que el jugador del Ame salió con la peor parte y quedó tendido en el terreno de juego.

Los elementos del América reclamaron a los celestes el hecho de no sacar el balón de la cancha para permitir la atención médica y lo que más ardió es que la jugada terminó con un balón al travesaño en el arco de Agustín Marchesín.

 

Mientras Herrera reclamaba al silbante, Nicolás Castillo se encaró con Pedro Caixinha y ahí comenzaron los intercambios de poemas y uno que otro empujón, a los cuales se unió el “Piojo” rápidamente, así como el portero suplente de Cruz Azul, Guillermo Allison, quien trató de alejar de la zona a su técnico y aprovechó para decirle una que otra cosita al timonel azulcrema.

 

Desde el arranque del partido ya había tensión en las bancas, pues los estrategas se evitaron al momento de tomar su lugar, de modo que no se saludaron.

http://instagram.com/sopitasdeportes