Milán y el Inter tendrán una nueva casa en algunos años, pues el ayuntamiento de la ciudad dio luz verde a la construcción un nuevo inmueble, el cual seguirán compartiendo los equipos, como lo hacen actualmente en San Siro.

Los pronósticos indican que el nuevo inmueble estaría terminado en el 2024 y el objetivo es que albergue la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno del 2026, de los cuales la ciudad italiana será sede.

El nuevo San Siro promete mayor comodidad a los aficionados de los dos equipos que tendrán que hacer prácticamente el mismo recorrido, ya que el inmueble se construirá a sólo unos metros del actual estadio.

Getty Images

Inter y Milán presentaron el proyecto en conjunto y el ayuntamiento le dio el visto bueno. Ahora, lo que sigue es un periodo de espera de casi nueve meses. En los primeros seis meses se hace el pronunciamiento oficial por el ayuntamiento y después se da un plazo de 90 días (tres meses) para que las empresas concursantes por el proyecto presenten propuestas.

¿Qué pasará con el actual estadio?

Giuseppe Sala, el alcalde de Milán, indicó que el actual San Siro no será derrumbado ni descuidado, ya que una vez inaugurado el nuevo inmueble, el actual será restaurado para ser utilizado como sede de otros eventos deportivos, sociales o de entrenamiento.

Getty Images

“La construcción de una nueva instalación deportiva ha abierto el tema sobre el futuro de San Siro. Reiteramos nuestra voluntad de darle una nueva función y estamos listos para evaluar las soluciones que no prevean la renuncia al actual coliseo, sino su regeneración”, indicó el alcalde.