El mundo del deporte se tiene que despedir de una mujer ejemplar, que lucho por la igualdad en su país y que lamentablemente tuvo un terrible final. Sahar Khodayari, iraní que luchó en pro de las mujeres desde hace un buen tiempo, prefirió prenderse fuego en forma de protesta para que las mujeres en Irán pudieran entrar libremente a los estadios de futbol, por lo que tras sufrir heridas graves en el 90% de su cuerpo, ha pasado a mejor vida.

De acuerdo a información del diario ‘Marca’ e ‘ESPN’, todo este asunto comenzó desde el 12 de marzo del presente año, cuando Sahar Khodayari, mejor conocida como ‘Blue Girl’, optó pro disfrazarse de hombre para entrar a un partido en Irán. Ingresó al Esteghlal vs Al Ain  el cual terminó 1-1 pero fue descubierta por las autoridades del lugar, por lo que sería condenada a 6 meses de prisión que no quiso cumplir.

Murió Sahar Khodayari, la iraní que luchó para que las mujeres entren a los estadios de futbol

Foto: @ Mehdi4364

Recientemente salió de prisión tras 3 días tras las rejas y al enterarse que habría un juicio para ingresar 6 meses más, su lucha continuó para que las mujeres en Irán tuvieran el derecho a acceder libremente a los estadios de futbol pero esta mujer tomó una decisión sumamente drástica, pues ya que el gobierno del país y la misma FIFA no han hecho gran cosa, se prendió fuego.

Sahar Khodayari acudió al bonzo frente al Tribunal Revolucionario de Teherán donde se prendió fuego y testigos argumentan que sus últimas palabras fue justamente lo que se ha venido hablando, pedir libertad para que las mujeres disfruten del futbol.

Murió Sahar Khodayari, la iraní que luchó para que las mujeres entren a los estadios de futbol

Foto: @HananyaNaftali

Las imágenes son impactantes, causó un revuelo a nivel mundial y como era de esperarse, las mujeres no tardaron en hacerse presentes, pues parece ser que volvieron a iniciar una ‘revolución’ exigiéndole a la misma FIFA de que haga algo para que su sacrificio no sea en vano.

Ojo, cabe destacar que las mujeres por primera vez desde 1979, tendrán acceso por una única ocasión en este año de entrar libremente a un estadio de futbol, pues cuando su selección se mida a Camboya el 10 de octubre, ellas podrán ingresar e incluso se están haciendo los preparativos para que no haya problema alguno pero evidentemente la muerte de Sahar va más allá de esto, pues ella pide que sea siempre y no un único día.

Sahar Khodayari murió quemada a sus 30 años de edad. Fue una de las pocas personas que se ha impuesto ante el régimen de su país buscando la libertad de las mujeres y se espera que tanto la FIFA como su gobierno, tomen en serio este delicado suceso.

http://instagram.com/sopitasdeportes