El mundo del deporte está hecho de cosas como esta; grandes atletas que están esperando una oportunidad para demostrar quienes son en realidad, demostrarle al mundo su talento y llegar hasta lo más alto. Así lo ha demostrado una vez más la tenista japonesa Naomi Osaka, quien ganó el Australian Open y también su segundo Grand Slam consecutivo. Ahora es la primera tenista oriental (hombre o mujer) en consagrarse como número 1 del mundo. ¡Enhorabuena!

¡Grande! Naomi Osaka, primera tenista oriental en ser número 1 del mundo

Foto: WTA

Vamos a ver cómo lo consiguió. Resulta que Naomi Osaka hace un año estaba posicionada como la número 72 del ranking de la WTA; era una tenista que recién iba en ascenso y que de momento no era tomada en cuenta como una verdadera amenaza, pues su posición contaba mucho pero al final demostró que esta era una simple cantidad.

Siguió jugando y ganando partidos importantes, donde se iba a consagrar con su primer gran título importante hace unos meses, en el US Open, pues Naomi Osaka logró derrotar a Serena Williams en una de las finales más polémicas por el alboroto que hizo la norteamericana, pero de igual forma en una de las más memorables por el logro conseguido.

La tenista oriental ya gozaba de las mieles del éxito pero no se iba a detener en su camino. Afrontó múltiples desafíos, le ganó a poderosos rivales y todo culminó esta mañana, cuando se midió en la Gran Final del Australian Open ante la checa Petra Kvitova y pudo hacer historia.

El marcador final favoreció a Osaka por 7-6, 5-7 y 6-4, en un tiempo total de 2 horas con 27 minutos, culminando toda una historia con el máximo logro que puede alcanzar cualquier tenista que está en busca del reconocimiento mundial. Los puntos conseguidos por la japonesa le bastaron para posicionarse como la nueva número 1 del mundo, siendo como ya se dijo la primera tenista en lograr este hecho.

Tiene 21 años y 3 meses de edad; es la tenista número 1 más joven desde el 2010, donde este rango de edad fue roto por otra superestrella. El futuro que está construyendo la nipona es sumamente prometedor, pues algunas de sus máximas rivales, como lo son las hermanas Williams, en menor medida María Sharapova y demás pasan de los 30 años de edad, por lo que el retiro puede estar cerca, pero la historia de Naomi recién comienza.

¡Grande! Naomi Osaka, primera tenista oriental en ser número 1 del mundo

Foto: WTA

Osaka es la sexta tenista que obtiene sus dos primeros grandes de forma consecutiva. En este sentido, la cronología marca a Eva Goolagong, Chris Evert, Hana Mandlikova, Venus Williams, Jennifer Capriati y ella. Tiene saque, tiros ganadores, físico y movilidad. Tiene carisma. Y, sobre todo, un futuro brillante por delante.