Los Dallas Cowboys se toparon con condiciones de clima y a los New England Patriots que impidieron a los texanos su tercer triunfo consecutivo como visitantes en un partido lleno de imprecisiones y que terminó 6-13 con sólo un touchdown. Con el triunfo, los Pats se convirtieron en el primer equipo de la NFL en hilar al menos 10 triunfos en cada de una de las temporadas los últimos siete años.

Los pateadores fueron los protagonistas del partido, de modo que se puede decir que las emociones quedaron a deber en un partido que se antojaba para números más grandes en la pizarra.

Nick Folk hizo efectivos sus cuatro oportunidades de gol de campo para un total de siete puntos para New England. En tanto, Brett Maher se apuntó los seis puntos para Dallas, aunque dejó escapar un par de puntos más al fallas uno de sus cuatro intentos.

N’Keal Harry fue el autor del único touchdown del partido tras un pase de 10 yardas de Tom Brady, quien ha dejado claro que la edad ya ha pasado factura, aunque tiene la calidad suficiente para manejar los controles de los Pats un par de años más, siempre y cuando la defensa siga haciendo una buena chamba.

Dak Prescott no pudo hacer conexiones determinantes a lo largo del partido, producto de la incómoda presión defensiva de los Patriots

Los Cowboys arrancaron la temporada con triunfos prometedores (3-0), pero seamos realistas, agarró varios pichones (Giants, Washington y Miami), por lo que se podría decir que los obstáculos verdad para los vaqueros comenzaron a partir de la cuarta semana y desde ese momento sólo ha ganado tres encuentros.

Esta vez que se puso con uno de su tamaño vio su realidad que lo tiene con una marca de 6-5 , que aún le alcanza para ser líder en el Este de la Nacional, mientras que los Pats caminan rumbo a los playoffs como el mejor equipo de la temporada regular con marca de 10-1; sólo San Francisco se atreve codearse con New England con 9-1, aunque puede empatar a los Pats en caso de ganar ante Green Bay esta noche.