Luego de una larga espera, el delantero chileno del América, Nico Castillo, abandonó el hospital

en el que se le realizaron un par de intervenciones en la pierna derecha.

El chileno ingresó el miércoles 29 de enero para reparar el tendón de músculo recto femoral, lo que mantendría al atacante cerca de dos meses fuera de actividad futbolística, sin embargo, el jueves 30 fuer intervenido una vez más por una trombosis en la arteria superficial femoral y de acuerdo con algunos reportes, se le fueron retirados otros coágulos días después.

 

El chileno permaneció en terapia intensiva hasta el fin de semana pasado y al fin el jugador recibió el alta para volver a casa y continuar con su recuperación. El jugador publicó un video en el que incluso se le puede apreciar caminando con ayuda de muletas.

“Después de muchos días en el hospital me voy agradecido, bendecido, caminando, con vida y mi pierna intacta. Gracias a todos los doctores que hicieron posible y estuvieron en el momento preciso para yo estar aquí.

Hoy tengo un partido aparte, y no lo voy a perder. No sé lo que depare mi futuro, pero lo más valioso es que tengo una familia, amigos, compañeros, dirigentes, cuerpo técnico que no me dejaron solo nunca”, compartió el chileno en la publicación.