Las malas noticias persiguen al chileno Nico Castillo, pues además de la cirugía a la que fue sometido para reparar la lesión en el recto femoral, le fue detectada una trombosis de la cual ya fue atendido, y se encuentra estable.

A través de un comunicado, el club azulcrema informó que después de la operación de la lesión del recto femoral, se detectó la trombosis en la arteria femoral, por lo que se mantendrá en observación durante dos días en el hospital.

“El Club América informa que, posterior a la operación de nuestro jugador Nicolás Castillo presentó una trombosis en la arteria femoral superficial, por lo que fue atendido oportunamente. Ayer fue intervenido por un especialista vascular periférico, logrando revertir el cuadro obstructivo en su totalidad”, indica el comunicado del América.

 

¿Qué es una trombosis?

Se trata de una obstrucción por un coágulo y en el caso de las arterias es una situación más delicada, pues por éstas transita sangre oxigenada y su tratamiento siempre será quirúrgico.

La oportuna intervención en el caso de Nico Castillo ha evitado problemas mayores que pudieron comprometer su carrera profesional en el futbol.

Getty images

Miguel Calero, el exportero colombiano del Pachuca, también sufrió una trombosis en 2007 tras una serie de lesiones en el hombro izquierdo (delicado por la cercanía al corazón) y en 2011 presentó otra obstrucción en la artería carótida interna derecha, la cual lleva sangre al hemisferio derecho del cerebro y tras las afecciones se declaró muerte cerebral.

Sin embargo, en el caso de Castillo no se compromete su estado de salud a esos grados, ya que la trombosis se ubicaba lejos del corazón y mucho más lejana al cerebro, sin embargo, por cualquier complicación, el jugador estará bajo observación.

Tras la operación del recto femoral, América indicó que el regreso del chileno a las canchas dependía de la evolución del jugador.