Cuatro días después de haber abandonado el hospital tras un par de operaciones, el delantero chileno del América volvió al nosocomio después de sufrir un sangrado en la pierna derecha.

El andino fue intervenido a finales de enero del tendón del recto femoral y un día después por trombosis en la arteria superficial femoral, además algunos reportes indican que fue tratado por otros coágulos.

A través de sus redes sociales, América informó que el chileno presentó un sangrado, por lo que fue trasladado al hospital en el que fue intervenido. Ya en el nosocomio, el sangrado fue controlado, pero el andino permanecerá bajo revisión médica antes de volver de nueva cuenta a casa.

De acuerdo con ESPN, el sangrado no es un problema grave, por lo que el futbolista podría dejar el hospital este mismo jueves, aunque en caso de que se quede hospitalizado no es para prender las alarmas.

Tras el alta médica del domingo se dio a conocer que Castillo tendría que estar bajo tratamiento de por vida por el tema de la trombosis, mientras que su regreso a las canchas tendría que esperar al menos un año.