Nico Rosberg tenía que terminar en la posición de honor en el Gran Premio de Brasil para lograr amarrar el subcampeonato y lo consiguió, dominó a placer y se llevó la carrera sin mayor contratiempo.

El único momento en que estuvo en riesgo su carrera fue en la largada, cuando estuvo a nada de golpearse con Lewis Hamilton, quien consiguió quedar en segundo puesto en Interlagos.

El podio fue completado por Sebastian Vettel, para dejar la misma imagen de siempre, en donde los dos hombres de Mercedes están arriba y les sigue un Ferrari que no afloja el paso.

 

La tarde no fue la mejor para Checo Pérez, quien desde la clasificación no obtuvo un buen puesto y terminó en la décimo tercera plaza, una de las peores marcas de la temporada para el mexicano.

La carrera no ha tenido una gran historia, poco y nada de adrenalina ha colmado a los asistentes en tierras cariocas, dominaron los mismos de siempre, disputaron los últimos puestos los mismos de siempre.

Carlos Sainz Jr. abandonó por quedarse sin motor, Fernando Alonso terminó décimo sexto a pesar de sus contratiempos en la clasificación y así se nos fue la penúltima carrera del año.

Viene el Gran Premio de Abu Dhabi el 29 de noviembre y ahí le diremos adiós a la Fórmula 1 hasta volver el año entrante.

El Gran Circo no se podía quedar atrás y le rindieron homenaje a las víctimas de los atentados terroristas que tuvieron lugar en París el pasado viernes.

homenaje go brasil