Oksana Chusovitina demostró que la edad es sólo un número en Río de Janeiro

Pleca-Rio-Sopitas

Para muchos atletas tener la posibilidad de participar en unos Juegos Olímpicos es un sueño. Años de entrenamiento y sacrificio se ven reflejados cuando tienes la oportunidad de estar presente en la fiesta deportiva más importante a nivel mundial.

Pero para Oksana Chusovitina, gimnasta de Uzbekistán, los de Río de Janeiro fueron sus séptimos Juegos Olímpicos.

oksana

Para darnos una idea del logro que ha realizado esta atleta, Chusovitina tiene 41 años y se encuentra compitiendo con atletas que son más jóvenes que su hijo, que nació en 1998. “Si dieran puntos por mi edad sería genial”, bromeó la gimnasta. “Pero no lo hacen, entonces todas tenemos que competir en igualdad de circunstancias”.

La gimnasia es una disciplina que se encuentra dominada por jóvenes y en la mayoría de los casos aún son adolescentes. Por lo que a Chusovitina le da risa que a Aly Raisman, de 22 años, se le conozca como la ‘abuela’ en el mundo de la gimnasia.

Lo más sorprendente de su historia, es que a pesar de su edad todavía obtiene grandes resultados. En su especialidad, el salto de caballo, finalizó en séptimo lugar en Brasil; mientras que en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, cuando tenía 33 años, una edad muy alta para una gimnasta, se terminó llevando la medalla de plata.

oksana-medalla

En su primera participación en la justa veraniega, en Barcelona 1992, representó al Equipo Unificado, donde se encontraban las antiguas repúblicas de la Unión Soviética. En Atlanta 1996, Sidney 2000 y Atenas 2004, participó por su país de origen, Uzbekistán. En el Beijing 2008 y Londres 2012 lo hizo bajo la bandera alemana, ya que ella y su esposo se fueron a vivir a esa nación para que pudieran tratar la enfermedad que tenía su hijo, leucemia, en uno hospital en Colonia y adquirió la nacionalidad en el 2006.

Al finalizar los Juegos Olímpicos en Inglaterra, decidió terminar con su carrera y se dedicó a entrenar a las futuras generaciones, pero en el 2014 regresó a las competencias de más alto nivel y logró calificar a Río de Janeiro, pero lo hizo por Uzbekistán.

Se convirtió en la gimnasta de mayor edad en participar en este evento con 41 años y 2 meses. Además, superó el récord de más participaciones en su disciplina. También es la cuarta gimnasta en participar en un campeonato internacional después de convertirse en mamá.

oskana-medalla-dos

Chusovitina es un ejemplo para todos, ya que nos demostró que no importa la edad que tengas, sí trabajas y peleas por lo que quieres, ni la edad podrá detenerte.

Fotos: Getty Images

seguir sopitas deportes