Gallos de Querétaro vendió a Camilo Sanvezzo a Tijuana, pese que el brasileño es el máximo goleador en la historia del equipo, lo que representó un golpe duro para su afición, que en los últimos años ha peleado por evitar el descenso.

Para cubrir la vacante que dejó Sanvezzo, el club queretano ha hecho un par de fichajes ofensivos, el último de ellos es el mexicano Omar Arellano, quien jugó el último año en el futbol de Costa Rica, con el Herediano, con el cual se coronó en diciembre.

Mexsport

Arellano no juega en Primera División de México desde hace tres años, cuando jugó para Toluca en 2016, para después jugar en el Ascenso MX con Leones Negros y después con Tampico. En 2017 probó suerte en el futbol español con el Ontinyent de la Segunda División B, antes de fichar con el Herediano.

En el club tico coincidió con otros mexicanos: Gerardo Lugo, Antonio “Rooney” Pedroza y Aldo Magaña. “El camino no ha sido fácil, me ilusiona regresar al futbol mexicano, me siento agradecido por la oportunidad, dejaré todo por esta camiseta, no los defraudaré”, dijo el delantero surgido de la cantera de Pachuca.

En Costa Rica fue parte de los nominados al mejor extranjero de la liga tica, donde marcó un total de tres goles en 47 partidos.

Arellano ya ha entrenado con el equipo queretano, pues fue puesto a prueba durante la pretemporada y finalmente el cuerpo técnico dio el visto bueno para que el atacante firme como refuerzo oficial para el Apertura 2019.

http://instagram.com/sopitasdeportes