Especial

El papelón de la MLS: Expulsión a Gallese en tanda de penales y un árbitro que no se sabe el reglamento

Los playoffs de la MLS nos han regalado uno de esos momentos tan extraños como polémicos y cómicos, que han dejado mal parado al arbitraje de Alan Chapman, quien fue el responsable de llevar a buen puerto el partido entre el Orlando City y el New York City, durante la tanda de penales.

Si alguna vez te quéjate o hasta lloraste con algún error del arbitraje mexicano, imagina cómo andan las cosas en la MLS, pues de plano Chapman le tuvo que dar un repaso al reglamento para saber que debía hacer tras la expulsión del portero peruano, Pedro Gallese, un viejo conocido de la Liga MX, pues antes del boom de Sebastián Jurado, él fue portero del Veracruz, cuando todavía pagaban.

 

¿Qué pasó con Gallese?

El arquero peruano fue responsable de llevar la serie a los penales tras una gran actuación en el tiempo regular, que finalizó con empate a un tanto. En la tanda de penales, Gallese también fue factor, o al menos en el inicio, ya que atajó el disparo de Maxi Moralez.

Después, en el quinto disparo, Gallese volvió a atajar ante Valetín Castellanos y nada volvió a ser igual, ya que Gallese se adelantó medio paso de la línea de gol, el VAR dio aviso sobre esta situación y el arquero peruano fue amonestado.

Sin embargo, Gallese ya había sido amonestado en tiempos extra, por lo que le mostraron la roja y Orlando se quedó sin portero. Ante esta situación, el club quiso hacer un cambio para meter al portero suplente, Brian Rowe.

Un repaso al reglamento antes de seguir

Pero resulta, que el reglamento establece que no se pueden hacer cambios en una tanda de penales, así que el silbante de plano le dio una repasada al reglamento antes de seguir y efectivamente, se dio cuenta que la había regado, así que mandó al arquero suplente de regreso a la banca y Orlando tuvo que improvisar con un jugador de cancha en la portería.

El elegido fue Rodrigo Schlegel, quien no pudo atajar el siguiente disparo de Valentín, lo que se combinó con la posterior falla de Nani, por lo que esto se fue a muerte súbita.

Muerte súbita con portero que no es portero

Hasta aquí las cosas iban bien para el New York, pues tenían enfrente a un portero que no es portero, y así Nicolás Acevedo marcó para los del Gran Manzana en la primera serie de muerte súbita, pero Gudmundur Thorarinsson regó todo el tepache al fallar el séptimo disparo de su equipo. Cabe destacar la atajada de Schlegel, quien dejó claro que no es portero.

Benji Michel se encargó de ponerle punto final a esta pesadilla arbitral al marcar el gol del triunfo del Orlando para ganar el juego 6-5, y Gallese fue uno de los jugadores más eufóricos ante la fiesta del arbitraje de la MLS.