Se nos fueron cinco jornadas en el Clausura 2020 y ya todos los equipos tiene la misma cantidad de partidos, luego de que América y Monterrey pospusieran el inicio del torneo tras disputar la última final.

Sin embargo, nada cambia para el León, que se mantiene como líder y a para muchos gustos, es el que mejor juega en el arranque del torneo.

A lo largo de la actividad de la quinta fecha, que cierra a la par de la entrega de los Oscars, se marcaron 31 goles, una cifra que se encuentra entre el promedio.

El premio al mejor capitalino es para…

De los tres equipos de la Ciudad de México, tres victorias. Cruz Azul le remontó a Pachuca con un hombre menos y con gol del “Chaquito” Giménez.

América casi la riega en Querétaro tras el oso de Guillermo Ochoa, pero Andrés Ibargüen sacó las papas del fuego, sin embargo, el premio al mejor equipo de la CDMX es para Pumas, que goleó 4-0 al San Luis, conserva el invicto y además es sublíder.

Getty Images

Los nominados al osote son…

Para esta categoría tenemos a dos mundialistas, Oribe Peralta y Guillermo Ochoa. El arquero del América siempre ha tenido problemas en el juego aéreo y pese a que ya jugó en Europa, no logra corregir este detalle y facilitó el gol de Ariel Nahuelpán.

Pero el premio se lo lleva Oribe Peralta simplemente por fallar una opción clara a 20 centímetros de la portería y sin portero.

El galardón para los invictos es para…

La semana pasada teníamos cuatro invictos, de los cuales sólo quedan dos. Chivas y Atlético de San Luis eran los favoritos para perder esa condición, pues sólo tenían un triunfo y tres empates. En la quinta fecha sufrieron su primer descalabro y ambos por goleada.

Necaxa se unió al par de rojiblancos después de caer en el frontera de Juárez ante Bravos, de modo que el único invicto del torneo es Pumas.

Getty Images

El equipo de ciencia ficción es…

Monterrey, el campeón del futbol mexicano y el que en diciembre tuvo al Liverpool comiendo de la mano, es el único equipo que no ha ganado en el torneo.

Pero del equipo que más se habla este fin de semana por su ficción es Chivas. Tras cinco jornadas, los aficionados rojiblancos comienzan a creer que las “chivalácticas” no existen.

Getty Images

El partido a la mejor comedia es para…

Puebla estuvo a punto de perder, se quedó a nada de ganar, pero terminó por empatar. Santos ganaba el partido el pasado viernes por la noche y facilitó el empate 1-1 gracias a la barrera más cobarde del fin de semana; todos se abrieron al disparo de Osvaldito Martínez.

Los laguneros volvieron a adelantarse 2-1 con un autogol y en el agregado pudieron hacer el 3-1 cuando Diego Valdez quiso disparar de medio campo aprovechando que no había portero, pero tardó tanto que le robaron el balón.

El error de Valdez provocó el gol del empate del Puebla al 94’ y al 96 se encontró con un penal, pero Osvaldito le quiso pegar tan fuerte que sacó un metro cuadrado de pasto y el balón salió disparado a la luna.