Los Tuzos de Pachuca cerraron su participación en el Mundial de Clubes con un muy digno tercer lugar. El club mexicano venció 4-1 al sorpresivo Al-Jazira, que no lo hizo nada mal.

Un partido muy entretenido y que dejó un resultado relativamente positivo para los de la Bella Airosa. Sí, porque a pesar de que se podría pensar que este torneo no es tan complicado, a los clubes aztecas se les ha complicado muchísimo.

Los muchachos de Diego Alonso acaban de pasar a la historia. Pachuca se acaba de convertir apenas en el tercer equipo mexicano en conseguir un tercer lugar en este mini-campeonato.

El primer equipo que lo consiguió fue nada más y nada menos que el Necaxa. En la primera edición de este torneo (en el año 2000) que se celebró en Brasil los Rayos sorprendieron al mundo y le hicieron partido al mismísimo Real Madrid y también al Manchester United.

Un 1-1 contra los Red Devils y más tarde, el mismo marcador con la Casa Blanca. Ese empate con el Madrid terminó en penales y así, el tercer lugar en el torneo. Los chavos de Raúl Arias lograron algo impresionante y que realmente pocos equipos en México pueden presumir, se le pusieron cara a cara ante dos de los equipos más grandes del mundo.

Tuvieron que pasar 12 años para que un mexicano volviera a conseguir ese lugar. En 2012 el Monterrey, con un Chelito Delgado jugando a gran nivel, derrotó 2-0 al Al Ahly para quedarse con el tercer puesto.

Ahora, los Tuzos consiguieron este resultado que en el papel no es malo. Por supuesto, los mexicanos querrán más y esperamos que en las próximas ediciones (si todavía existe el Mundial de Clubes) logren subir al menos un peldaño.