Paolo Guerrero había sido castigado por la FIFA por dar positivo en un examen antidoping de una sustancia que se encuentra en la cocaína, por lo que había recibido un año de suspensión, pero este miércoles la misma organización tomó la decisión de reducir el tiempo a 6 meses por no poder comprobar la forma en que fue consumido el metabolito.

Benzoilecgonina es el nombre del activo principal de la cocaína, mismo por el que dio positivo Guerrero, pero tanto él como su defensa insisten en que ingresó a su cuerpo por medio de un mate de coca, bebida popular (y legal) en Perú, para tratarse cuando estaba enfermo, pues es una bebida que ayuda en algunos males y se acostumbra beberla en los Andes tanto como el café.

via GIPHY

Por esto, la defensa del jugador recurrió al Tribunal de Apelación de la FIFA a pedir una reducción de la sanción, la cual les fue otorgada según anunció su abogado Marcos Motta, lo que significa que el ariete peruano podrá ser elegible para jugar en la próxima Copa del Mundo de Rusia 2018, puesto que el castigo fue impuesto el 3 de noviembre y terminaría el 3 de mayo.

De todos modos el jugador pedirá su absolución en el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) para intentar empezar lo más pronto posible a participar con el Flamengo y la Selección de Perú, con la que fue clave en las Eliminatorias rumbo al Mundial, en donde marcó 5 goles y ayudó a forzar el Repechaje con el que finalmente clasificaron, mismo que tuvo que ver desde fuera gracias a su sanción.

La Comisión de Apelación de la FIFA decidió aceptar parcialmente el recurso interpuesto por el internacional peruano Paolo Guerrero. Por lo tanto, la decisión adoptada por la Comisión Disciplinaria de la FIFA el 7 de diciembre de 2017, por medio de la cual el jugador fue suspendido por un periodo de un año, fue parcialmente desestimada y el periodo de suspensión de un año fue reducido a seis meses.”, señaló la FIFA a través de un comunicado en su sitio web, confirmando la situación del delantero.