La Selección de Futbol de Costa Rica se quedó sin entrenador. El mítico Paulo César Wanchope renunció a su cargo al frente del combinado por los malos resultados arrastrados y un polémico acto de violencia la noche del martes.

Las cosas siguen en picada para los ticos. Luego de la salida de Jorge Luis Pinto, el barco no endereza, pues su entonces auxiliar, no dio los resultados esperados al mando del cuadro centrocamericano.

Costa Rica tenía 10 encuentros sin conocer la victoria, y en octubre se cumplirá un año de la última ocasión que alzaron la mano ante sus rivales.

Aparte de eso, Wanchope arrastró un pésimo espectáculo la noche del martes en Panamá, cuando viendo a la sub-23 se peleó con un guardia de seguridad, lo que puso el último clavo en su proceso como seleccionador de ‘La Pura Vida’.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook