Si Pedro Rodríguez hubiera jugado con el Barca en las duelas en vez de en los campos seguramente habría sido el mejor sexto hombre durante todos sus años en Cataluña. Hoy el extremo la está rompiendo en la Premier con el Chelsea, su temporada ha sido tan pero tan buena que Julien Lopetegui lo ha convocado para los próximos partidos de la ‘Furia Roja’. Pedro regresará a la Selección Española al tiempo que en Barcelona Arda Turán y Dennis Suárez no han podido cubrir el hueco que dejó un jugador que ni si quiera era titular.

Pedro Eliezer Rodríguez Ledesma nació en Santa Cruz, Tenerife hace ya 29  años. Desde muy joven mostró talento para el balompié, de hecho debutó en tercera división con el Club Deportivo San Isidro a los 17 años y de ahí fue visto por el Barcelona. Durante la estancia de ‘Pep’ Guardiola en el banquillo muchos jóvenes debutaron con el Barcelona pero pocos trascendieron si quiera la mitad que Pedrito (coff, coff Víctor Vázquez). Basta con decir que el nacido en Tenerife ostenta el récord de ser el único jugador en la historia del Barca que ha anotado en seis competencias oficiales el mismo año (Liga,Copa del Rey, Supercopa de España, Supercopa de la UEFA, UEFA Champions League, Mundial de Clubes). Pedro logró tal hazaña en el 2009… había debutado en el 2008.

Con tan sólo dos años como jugador de Primera División el extremo formó parte del plantel español que disputó el Mundial del 2010.  Pedro no pudo anotar en dicha justa, pero qué importa, el delantero jugó cinco partidos y su equipo fue campeón del mundo. En el Camp Nou Pedro era suplente del veterano Thierry Henry y de David “El Guaje” Villa. Con apenas 22 años de edad parecía cuestión de tiempo para que Pedrito encontrara su lugar en el cuadro titular, pero no fue así.

Por aquellos tiempos Messi hizo la transición del centro a la banda y esto representó un obstáculo gigante para Pedro Rodríguez, además Alexis Sánchez también llegó a Cataluña y Pedrito siguió comiendo banca. Alexis no terminó de adaptarse y dejó al equipo, pero los extremos seguían llegando al Camp Nou, Ibrahim Afellay fue el más claro ejemplo de la poca confianza que le tenían a Pedro. De igual forma, Rodríguez siguió respondiendo desde la banca y en raras ocasiones como titular pero en el 2014 el Barca fichó a Neymar y luego del Mundial de Brasil también se llevaron a Luis Suárez. Ahora Pedro Rodríguez tenía tres monstruos frente a él (Messi, Neymar y Suárez) y ya con 27 años no podía seguir esperando para por fin ser titular. Aún así, el de Tenerife aguantó una temporada más sabiendo que cuando Luis Enrique volteara al banquillo en busca de un revulsivo  su primera elección sería él; sin embargo era evidente que Pedrito no soportaría por mucho más tiempo ese rol secundario.

En el segundo semestre de 2015, Pedro Rodríguez fichó por el Chelsea y dejó Cataluña no sin antes despedirse del Barcelona regalándoles la Supercopa de la UEFA con un gol suyo. Los primeros juegos de Pedro con el Chelsea fueron increíbles, un gol en su debut y varias jugadas espectaculares hacían suponer que Pedro era de los mejores jugadores del mundo sólo que estaba opacado por los monstruos que tenía enfrente. Una mala temporada de los ‘Blues’ que derivó en el cese de José Mourinho impidió que el delantero español brillara y antes del inicio de esta campaña muchos creían que la carrera de Pedro se iría en picada, pero todo lo contrario.

Cuando Antonio Conte llegó a Stamford Bridge, una de sus primeras decisiones fue que los extremos del equipo serían Eden Hazard y Pedro. Esta situación sorprendió a propios y extraños puesto que Willian que había sido de lo poco rescatable del Chelsea la campaña pasada, pero el tiempo ha probado que Conte tenía razón. Hoy el Chelsea va que vuela rumbo al título de la Premier League, Pedro Rodríguez ha vuelto a la Selección Española y en Barcelona se dan de topes por no haber podido retener a su ‘sexto hombre’ ideal.

Pleca Instagram Sopitas Deportes