Después de que el cuerpo de Emiliano sala fuera recuperado en las profundidades del Canal de la Mancha, las autoridades británicas decidieron dar por terminada la búsqueda y dejar en el fondo del mar los restos de la aeronave. El cuerpo de Sala han sido sometidos a estudios forenses y se espera la llegada de su cuerpo a Argentina en los próximos días.

La familia de Sala fue notificada, por lo que las escasas esperanzas de encontrar al delantero con vida quedaron descartadas por completo. Sin embargo, aún queda una pregunta en el aire ¿Qué ha pasado con el otro cuerpo?

Junto a Sala viajaba el piloto David Ibbotson, de quien aún no se encuentran pistas y a pesar de ello, la búsqueda se dio por finalizada por segunda ocasión. Ante esta situación, la familia de Ibboston se ha visto en la obligación de realizar un proceso similar a la de la familia de Sala, luego de que después de tres días, la búsqueda se diera por finalizada por primera vez.

Getty Images

Para reactivarla, amigos y familia de Sala reunieron cerca de 370 mil euros para contratar equipo particular que ayudara a encontrar los restos de la avioneta.

Ahora, la familia de Ibbotson ha lanzado una campaña para recaudar fondos, sin embargo no se ha obtenido el éxito que se tuvo con el futbolista, pues apenas se han recaudado algunos cientos de libras esterlinas, de acuerdo con la agencia EFE.

Pese a la iniciativa para recaudar fondos, la esposa de David, Sara, declaró que prefería que los restos de su marido descansaran en el mar, situación que explicaría el motivo por el cual se dio por finalizada la búsqueda el jueves.

Uno de los últimos contactos de Ibbotson por radio fue una petición para bajar la altura de la avioneta, lo que sugiere problemas con el hielo, según Ouest France.

David Ibbotson tenía 60 años y tenía tres hijos. La aviación no era como tal una profesión, sino una pasión, por lo que se desempeñaba como plomero y DJ, y con los recursos que obtenía, financiaba su pasión. “Papi, las palabras no describen cuanto te voy a extrañar. Eres el mejor papá que alguien pudiera desear y siempre te amaré”, escribió una de sus hijas.