La temporada en Grandes Ligas comenzó hace un par de semanas y Tampa Bay es el equipo que más ha rifado con un récord de 14-5 en la Liga Americana, mientras que en la Nacional el que ha impuesto la ley son los Dodgers con marca de 13-8, pero quien le ha dado la vuelta al mundo es Collin McHugh, pitcher de los Astros.

El equipo de Houston marcha con marca de 12-6 y lideran el Oeste de su liga después de ganarle a los Atléticos de Oakland 9-1 (casi como el Pachuca al Veracruz en la Liga MX), partido en el que McHugh puso en evidencia sus reflejos al evitar un pelotazo que iba directo a su cuerpo.

No se hizo viral sólo por evitar el golpe, sino por la forma en la que lo hizo, al más puro estilo Matrix.

Kendrys Morales se colocó en el montículo y bateó la bola a media altura, de modo que ésta se dirigía dramáticamente a su cuerpo a casi 150 kilómetros por hora, y de haberle golpeado en la cara le pudo provocar fractura en la mandíbula.

“He estado varias veces a punto ser golpeado. Pero no sé si habrá una más cercana que esta. Gracias a Dios, la bola no iba tan rápido”, explicó.

El árbitro de plato, Bob Guccione se emocionó con la jugada a tal grado que fue con el pitcher para expresarle lo sorprendido que estaba. “Podías ver que estaba empezando a esquivar la bola. Y pasó justo debajo de su barbilla. Me recordó exactamente a Keanu Reeves en ‘The Matrix’. Me acerqué y le dije: ‘Hombre, eso fue como en Matrix’. Él me respondió: ‘¿En serio? Tendré que verla después del juego’”, compartió al sitio oficial de la MLB.

 

En el estadio la afición reaccionó sorprendida después de la que la jugada se reprodujera en las pantallas y el manager de los Astros coincidió en que la reacción de McHugh era digna de Matrix. Su movimiento de Matrix fue bastante bueno, realmente muestra su gran estado atlético”, declaró.

http://instagram.com/sopitasdeportes