Ser aficionado del Tottenham es aceptar una vida con más sufrimiento que alegrías. Desde su fundación, en septiembre de 1882, el equipo de Londres sólo ha festejado dos títulos de liga, el último de ellos en 1961.

Ganó la Copa de la Liga en el torneo 2007-08 y esa fue la última copa que levantó. Han pasado más de 10 años para que la afición de los Spurs tenga un motivo para festejar hasta este día, cuando se clasificaron por primera vez a la Final de la Champions League, después de empatarle el global al Ajax 3-3 en el último minuto en Ámsterdam.

El técnico argentino, Mauricio Pochettino ya cuenta con un capítulo completito en la historia de Tottenham tras la histórica hazaña, para la cual tuvieron que dejar en Cuartos de Final al Manchester City y al Borussia Dortmund en Octavos y consciente del milagro de su equipo soltó a llorar en dos ocasiones.

La primera fue después del gol que le dio la calificación al Tottenham. Al 95’, Lucas Moura marcó su tercer gol y empató el global, pero con el beneficio de haber hecho los tres tantos en calidad de visitante. El argentino soltó a llorar sobre la cancha.

Fueron tantas las emociones que el argentino no pudo controlarse al momento de dar una entrevista a la UEFA, en la cual también rompió en llanto.

“Aún me cuesta hablar. La emoción es increíble, gracias al futbol. Mis jugadores son héroes. En el último año les dije a todos que este grupo son héroes. La segunda mitad fue Increíble. Gracias al futbol: este tipo de emoción sin el futbol no es posible”, declaró el argentino.

“Cuando trabajas y sientes el amor no hay estrés, sino pasión por el equipo. Demostramos que amamos el deporte y el futbol. Hoy fue increíble. Fue un placer ver este tipo de partido”, complementó el sudamericano, quien por último dedicó el juego a su familia. “Es increíble poder recompensarlos. Estoy muy agradecido de ser entrenador. Estar en el futbol y vivir este tipo de eventos”.

http://instagram.com/sopitasdeportes