Si bien ha actuado sumamente tranquilo pese a las adversidades, hoy si hicieron que perdiera la cabeza por un par de segundos. El duelo entre Chelsea vs Manchester United nos regaló un espectáculo sin igual y hubo una polémica controversial incluida sobre el final, pues José Mourinho se encaró con el asistente de Maurizio Sarri luego de que les empataran el partido.

La polémica pelea entre Mourinho y el asistente de Maurizio Sarri

Getty Images

Vamos a ver qué sucedió. Manchester United dio una voltereta increíble con un doblete en Anthony Martial luego de iniciar perdiendo, por lo que así se fueron al agregado. Sumaron 6 minutos más al reloj y Chelsea se fue con todo en ataque y luego de una jugada ‘fortuita’ para algunos, pero muy merecida, Ross Barkley lo igualó al 90+5’ lo que provocó la euforia en Marco Ianni, asistente de Maurizio Sarri y aquí inició la polémica pelea.

Marco Ianni fue cerca de la banca de Mourinho y le ‘cantó’ el gol a modo de burla, por lo que ‘Mou’ no se quedó sentado y se paró a encararlo. Al inicio todos pensaron que se fue a hacer de palabras con Maurizio Sarri, ya que él también estaba festejando el gol, pero momentos después se reveló que fue con el asistente y no con el DT de los ‘Blues’.

Los jugadores de ambos bandos se metieron para evitar que las cosas subieran de todo, por lo que los separaron y Mourinho como buena persona mantuvo la calma y se fue a sentar. La afición de Stamford Bridge lo abucheó en coro y provocó aún más molestia en él pero supo manejar bien las cosas.

Se paró y sin decir una palabra, levantó tres dedos en señal de los 3 títulos de Premier League que les había hecho ganar, por lo que les pidió respeto por lo que ha hecho con el club azul y luego de eso y ya terminado el partido con un empate, se retiró a los vestidores.

La polémica pelea entre Mourinho y el asistente de Maurizio Sarri

@LosCampeones

Mourinho previo al partido, había prometido que iba a guardar la compostura frente a sus ex aficionados y sobre todo en su antigua casa, pues no había porqué hacer un show, pero al final no pudo conseguirlo, aunque esta vez, no fue su culpa. “Es un partido más. Si mi equipo hace un gol, intentaré controlarme y respetar a mis antiguos aficionados y mi antiguo estadio”, comentó previo al Chelsea vs Manchester United.