¿Por qué el Azteca aún luce líneas del emparrillado 4 meses después del juego de NLF México?

El 18 de noviembre de 2019 se disputó el partido entre Chargers y Chiefs en el Estadio Azteca, el cual lució en óptimas condiciones en después del vergonzoso capítulo del 2018, cuando la NFL canceló el juego en México por las pésimas condiciones del campo.

Han pasado casi cuatro meses desde aquel entonces, la temporada de la NFL se terminó con el campeonato de los Chiefs en el Super Bowl, sin embargo la cancha del Estadio Azteca aún luce las líneas del emparrillado.

Era comprensible que las líneas aún fueran visibles un par de semanas después del juego entre Chiefs y Chargers ¿pero cuatro meses después?

Getty Images

La explicación sobre esta situación está en un nuevo error de los responsables de la cancha del Estadio Azteca, pues de acuerdo con la cuenta especializada en el trato y cuidado de canchas deportivas “Señor de las canchas”, se utilizaron semillas diferentes a las que se sembraron previo al juego de la NFL.

Este pequeño detalle ha provocado el nacimiento de pasto con un tono de verde diferente y aunque la cancha está en buenas condiciones, el pasto seguirá luciendo el emparrillado por un rato más.

“Estas líneas las quisieron borrar con semilla de un pasto de otro tono, va para largo”, indica la teoría de esta cuenta.

La cancha del Azteca luce sin hoyos y no está floja, sin embargo no logra lucir en impecables condiciones como nos tenía acostumbrados antes de que se sembrara el dichoso pasto híbrido.