Especial

Ruslan Neshcheret, portero de 18 añitos del Dinamo de Kiev que le robó un golazo a Messi

El Dinamo de Kiev echó mano de su portero novato de 18 años ante el Barcelona y resultó en una de las figuras del equipo ucraniano

Hacer ver mal al Barcelona ya no es una nueva noticia. Los catalanes sufren con los equipos grandes, los medianos y los pequeños desde hace ya varios meses, pero lo hecho por el Dinamo de Kiev tiene un mérito mayor que cualquier otro equipo, pese a la derrota 2-1, ya que jugó con varias bajas tras un brote de contagios de coronavirus.

El club ucraniano dejó en su país a seis de jugadores y cinco miembros del cuerpo técnico y el partido estuvo en suspenso, ya que en caso de que los elementos que viajaron a Barcelona resultaran positivos a coronavirus, el duelo se suspendería. Todos los resultados fueron negativos y el partido se llevó a cabo conforme a los planes originales.

El Súper portero del Dinamo de Kiev

Entre los contagiados que no viajaron están los dos porteros, el titular Heorhii Bushchan, de 26 años, y el suplente y experimentado Denys Boyko, de 32. Ante esta situación, el equipo ucraniano debutó al joven arquero Ruslan Neshcheret, quien a sus 18 años nadie contaba con él esta temporada, pero debutó por las circunstancias ante el Dnipro.

A los cinco minutos, Lionel Messi puso en ventaja al Barça con un penal y todo apuntaba para una goleada cómoda del Barcelona, pero sucedió todo lo contrario, incluso el Dinamo le marcó el paso a los catalanes que fueron salvados una y otra y otra y otra vez por Ter Stegen, quien regresó a la portería tras superar una lesión.

 

El joven arquero del Dinamo, de 1.90 metros, fue la figura de su equipo y puede contar que apenas en su segundo partido como profesional, ya le arrebató a Messi un golazo de tiro libre.

 

¿Qué le pasa al Barcelona?

El equipo que dirige Ronald Koeman llegó a nueve puntos en el Grupo G después de tres partidos, por lo que tiene el pase a los Octavos de Final prácticamente en la bolsa, pero el funcionamiento preocupa.

Ya se fue Ernesto Valverde, también Quique Setién y de paso se fue el presidente Josep María Bartomeu, pero en la cancha el Barcelona no se mueve mucho en defensiva ni ofensiva.

El gol de Gerard Piqué, sin embargo, maquilló un poco el resultado, así como las tajadas de Ter-Stegen y las fallas del club ucraniano.

Sin embargo, el Dinamo encontró al menos un pequeño premio al descontar cerca del final con el gol de Viktor Tsigankov, quien empujó un balón que dejó Ter-Stegen en su área.

Top Relacionadas