Portero mexicano regresa tras quedar atrapado en China y Japón por coronavirus

Después de quedarse atrapado en China y después en Japón, el portero Rodrigo Daniel Ibarra Vázquez está de regreso en México, sin rastro alguno del coronavirus.

Ibarra, de 29 años de edad, había viajado a China en el mes de diciembre, antes de que se diera a conocer el brote de coronavirus, el cual ha obligado a posponer el inicio de la Superliga China y podría suceder lo mismo con el Gran Premio de China en Fórmula 1.

Getty Images

El futbolista había viajado a dicho país para negociar y fichar con un equipo de la Segunda División, con el cual pretendía comenzar la pretemporada y estar a punto en el mes de abril, cuando se suponía que iba a iniciar el torneo, de acuerdo con ESPN.

Antes de buscar una oportunidad en China, Rodrigo Ibarra jugó en México con el Inter Playa del Carmen, Bravos de Nuevo Laredo y Pioneros de Cancún, además probó suerte en Belice, con el Bandits.

El arquero se encontraba hospedado en la comunidad de Dalian, al norte de Wuhan, donde se desencadenó el coronavirus. El originario de Cancún evitó el contagio y dejó China para tratar de regresar a México vía Japón-Estados Unidos, específicamente a San Francisco.

Sin embargo, el regreso se complicó cuando llegó a Osaka, Japón, donde no lo dejaron abordar el avión, pues Estados Unidos cerró sus fronteras, por lo que pudo permanecer en cuarentena, sin embargo, el gobierno mexicano se puso las pilas, en especial Iris Mora exfutbolista y diputada de Quintana Roo, y facilitó el regreso del portero poniendo 300 dólares de su bolsillo.

Tras superar las pruebas protocolarias y no presentar síntomas ni signos del coronavirus, Ibarra al fin está de regreso en México.