Este día la Federación Francesa de Futbol (FFF) ha encendido la polémica a nivel mundial y es que en voz de su presidente, Noel Le Graet, han postulado algunas razones por las que debe detenerse un partido de futbol en su país, donde considera que los gritos homofóbicos no ameritan que esto suceda, ya que es ‘radical’ pero si se trata de hechos racistas, entre otros, sí actuará y se detendrán hasta que se detengan. ¿Qué opinan?

Esto es lo que está pasando. De acuerdo a declaraciones rescatadas por el diario ‘AS’, el Presidente de la FFF Noel Le Graet, considera que es una falta de respeto parar un partido por gritos homofóbicos, pues esto ha hecho que se juzgue al futbol de forma equivocada, por lo que sugiere que se frene un encuentro por temas relevantes, como una pelea, temas de seguridad, entre otros, pero no por homofobia. De aprobarse esta sugerencia, entraría en vigor la temporada siguiente.

Federación Francesa de Futbol está en contra del racismo, no de la homofobia 

Foto: FFF

No detendré los partidos, estoy totalmente en contra. Decir que el fútbol es homofóbico es un poco fuerte. (En Francia) no detendremos ningún partido  si se trata de gritos homofóbicos pero sí ante cánticos racistas o por razones de seguridad”, dijo el mandatario de la FFF.

Al menos en agosto se presentaron dos eventos donde se frenó un partido por gritos homofóbicos; en la Ligue 2 pasó en un duelo entre Nancy y Le Mans donde los fanáticos gritaban “Messin, maricones”. En la Ligue 1 sucedió en el juego entre Niza y Marsella donde se frenó todo por 10 minutos debido al mismo problema. En este duelo desplegaron una pancarta que decía “Bienvenido al grupo Ineos a Niza, también amamos los ‘pedales’”, palabra que hace referencia a personas homosexuales.

Ante este hecho, Le Graet considera que si se atienden los gritos homofóbicos, detendrían muchos partidos, hecho que va en contra del espectáculo, por lo que se compromete a que esto sea erradicado aunque sí recalcó que no ameritará detener un duelo.

“Para ser claros, creo que detenemos demasiados partidos. Nos aseguraremos de que la homofobia desaparezca, pero parar partidos por eso es otra cosa. El juego es algo complicado y hermoso cuando lo miras. Nos aseguraremos de que no haya más manifestaciones homofóbicas, pero no pararemos los partidos, comentó.

Y como no podía faltar la parte ‘rival’, Roxana Maracineanu, ministra de deportes en Francia, se postuló en contra de la sugerencia de Le Graet, pues considera que es un hecho relevante y que descartarlo así como así, no es nada benéfico para la sociedad.

Este tipo de cánticos en los estadios no son aceptables porque estigmatizan a algunos de nuestros conciudadanos. Estas canciones, que fueron parte de la ambientación de algunos partidos, no deben tolerarse. Ni en un recinto deportivo, ni en el exterior. Porque pronunciar palabras homófobas es un crimen. Ya sea una intención o no”, sentenció.

http://instagram.com/sopitasdeportes