El futbol mexicano ha regresado a nuestras vidas, 53 días después de la Final del Clausura 2019, en la que Tigres se coronó en una serie gris contra León. El Apertura 2019 arrancó con el duelo entre Puebla y Tijuana, en el cual sólo tuvieron que pasar 15 minutos para romper el cero.

Tuvieron que pasar más de mil 363 horas para la Liga MX volviera a cantar un gol, pues cabe recordar que en la Final de Vuelta no se marcaron goles, es decir, se tuvieron que cumplir 56 días para volver a ver un gol en las canchas mexicanas y éste fue del Puebla.

André-Pierre Gignac había sido el último jugador en marcar un gol en la Liga MX hasta que Christian Tabó rompió con la sequía a los 15 minutos del duelo contra Tijuana en el Estadio Cuauhtémoc y lo cantó Jesús Joel Fuentes, una de las apuestas de TV Azteca en la narración deportiva.

Un error en la salida de Tijuana por el centro de la cancha provocó una descolgada de Diego Abella, quien habilitó a Tabó y éste eludió la salida del portero Gibrán Lajud para después sólo empujar el balón al arco y firmar el 1-0.

 

Sin embargo, el gusto le duró poco a los poblanos, ya que a los 24 minutos los fronterizos encontraron el empate, obra de Washington Camacho, quien aprovechó un rechace del portero poblano.

 

El conjunto fronterizo le dio vuelta al marcador en el segundo tiempo gracias a los errores defensivos de los poblanos. Nahuelpán fue quien puso en ventaja a Tijuana con un cabezazo, el cual ejecutó con facilidades de la zaga de La Franja a los 83 minutos y en tiempo de compensación Ángel Sepúlveda aprovechó un error de comunicación para firmar el 3-1.

 

 

http://instagram.com/sopitasdeportes