¿Se acuerdan del osote de Gianluigi Donnarumma en la Champions League, ante Real Madrid? Pues algo similar le pasó otra vez al equipo francés en su partido de la Ligue 1 contra el Lorient, al que el equipo parisino le pasó en cima 5-1.

Al parecer, al equipo al que llegó Lionel Messi en este año no se le da eso de salir jugado desde abajo, y aunque algunos señalan a Donnarumma otra vez como el culpable de esta jugada, la verdad es que el arquero italiano esta vez no tuvo nada que ver.

¿Usted no aprende, verdad? El osote entre Hakimi, Marquinhos y Donnarumma con el PSG
Getty Images

El osote del PSG entre Hakimi, Marquinhos y Donnarumma

PSG ganaba el partido cómodamente 2-0 en casa, tras los goles de Neymar y Mbappé, cuando Donnarumma comenzó la jugada desde su área y entregó el balón a Marquinhos y éste jugó el balón a la banda con Achraf Hakimi. Hasta aquí, todo bien, muy bonito y en orden.

La bronca fue cuando Hakimi, al no encontrar una opción de pase al frente, decidió mandar de regreso el balón con Marquinhos, sin embargo el pase del marroquí no fue preciso, y ahí tienen al brasileño corriendo detrás del esférico y a Donnarumma rezando mientras salía a achicar, ya que el balón le quedó a modo a Terem Moffi, quien decretó el 2-1 parcial.

 

PSG ya huele a campeón

Para fortuna para Hakimi, Marquinhos y Donnarumma, apareció el tridente con un gol cada uno: Mbappé, Messi y Neymar, para hacer olvidar el osote y decretar la goleada 5-1, con la cual PSG llegó a 68 puntos, que representan una ventaja de 12 unidades sobre el Marsella a falta de ocho jornadas para terminar el torneo.

Esto quiere decir que el súper PSG de Messi, Neymar y Mbappé puede convertirse en campeón en cuatro jornadas más… aunque el reto de este equipo era la Champions.

¿Usted no aprende, verdad? El osote entre Hakimi, Marquinhos y Donnarumma con el PSG
Reuters

Sergio Ramírez es periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en Diario Estadio, La Razón de...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook