Mexsport

Todo lo que se dijeron Talavera y Nico Sánchez antes del penal del abrazo

Pumas firmó un empate con Monterrey que bien pudo ser una derrota de no ser por las intervenciones de Alfredo Talavera, quien además de las atajadas, protagonizó una escena con Nico Sánchez en lo que aparentemente sería un conato de bronca, pero ambos jugadores se fundieron en una abrazo.

América es el que más festeja el resultado, pues tendrá la opción de recuperar el liderato en caso de ganarle a Santos en el cierre de la cuarta jornada, la primera que se disputa a media semana en el torneo Guardianes 2020.

El atajadón de Talavera

Si Monterrey no abrió el marcador fue culpa de Alfredo Talavera, quien hizo un atajadón a los 34 minutos, tras un disparo en los linderos del área, el cual fue atacado por el arquero a mano cambiada y desviado a tiro de esquina.

Los goles

Juan Ignacio Dinneno, quien más, marcó el primer gol del partido para Pumas. El argentino llegó a cinco goles en el torneo gracias a un penal antes de finalizar el primer tiempo. El sudamericano ejecutó con un disparo raso, pegado al poste izquierdo del portero Luis Cárdenas, quien tocó el balón, pero éste iba tan colocado que no logró evitar el tanto.

Monterrey encontró el empate con otro penal, el cual fue ejecutado por Nico Sánchez, aunque antes tuvo que escuchar la letanía de Talavera, quien además tardó en acomodarse en el arco. Para tratar de distraer al defensa del Monterrey, Tala gritó una y otra vez “lo vas a tirar a la izquierda”, además de un poema. “No tienes huev…”, por lo que el portero fue amonestado.

Ante esta situación, Talavera se limitó a simplemente moverse de un lado a otro y repitiendo: “Lo vas a tirar aquí, aquí mira, aquí, mira, aquí me la vas a dar”, de acuerdo con la transmisión de TUDN, refiriéndose a su costado izquierdo.

Al final, Nico tiró a la derecha de Talavera, quien tuvo que ir a recoger el balón al fondo del arco, mientras que el jugador de Rayados se le quedó mirando fijamente al guardameta, por lo que jugadores de Pumas trataron de calmar al argentino, sin embargo todo quedó en un abrazo entre Nico y Talavera.