El triunfo se le negó a Pumas en su segundo clásico consecutivo, pero también por segunda ocasión rescató el empate 1-1 en los últimos minutos, esta vez frente a Cruz Azul en Ciudad Universitaria.

El campeón de la Leagues Cup tenía el partido controlado, pero le hizo honor al verbo cruzazulear, luego de facilitar el gol de Pumas en los últimos minutos, luego de que Jonathan Rodríguez le diera la espalda al balón al momento del despeje de Chuy Corona, quien terminó por regalar el balón a Pumas y esto provocó la jugada del empate.

El espectáculo en Ciudad Universitaria llegó en la parte final del primer tiempo, sobre todo en el arco cementero, en el que Pablo Aguilar sacó prácticamente en la línea un tiro libre de Víctor Malcorra.

En el siguiente tiro de esquina, una rechace de José de Jesús Corona provocó una serie de rebotes dentro del área, que obligaron una intervención más del arquero celeste, así como un disparo desviado con el arco prácticamente abierto.

Pumas se arrepintió de haber perdonado, pues arrancando el segundo tiempo llegó el gol de los cementeros, cuando Elías Hernández, quien recién había ingresado por Roberto Alvarado, le entregó el balón a Jonathan Rodríguez quien resolvió en dos tiempos: controló con recepción dirigida y para después prenderla con la pierna derecha y cruzado.

El gol fue como un sedante para Pumas, ya que los cementeros fueron los que tuvieron más opciones claras para hacer el segundo tanto y si éste no llegó fue por culpa de Alfredo Saldívar.

Sin embargo, a cuatro minutos del final, cuando La Máquina tenía el juego en la bolsa, los universitarios encontraron el empate gracias a un bombazo de zurda de Juan Manuel Iturbe que se coló al segundo poste de Corona, quien pudo evitar todo esto si hubiera tomado el despeje con más calma, aunque esto no le quita su respectivo porcentaje de culpa a Jonathan Rodríguez.

 

http://instagram.com/sopitasdeportes