Regresó la Champions League y vaya manera de hacerlo, 2 partidos que nos regalaron goles, emociones y esa aura de sólo el mejor torneo del mundo nos puede ofrecer. El PSG y el Liverpool sacaron ventaja de sus duelos y como visitantes.

El PSG de Mauricio Pochettino encontró la llave para hacer uno de los mejores partidos de toda la temporada y convertirse en el segundo equipo francés en ganar en el Camp Nou. Una noche mágica de Mbapeé, que vestido de blanco (sueño de algunos madridistas) tuvo una exibición brillante con 3 goles de Mbappe y otro de Moise Kean que finiquitaron los sueños del Barcelona.

https://www.youtube.com/watch?v=xvds7ZxtAzU

Los catalanes simplemente se apegaron al libreto de las últimas temporadas de Champions League con Messi sin poder brillar, la defensa que no está a la altura de la competición y Ter Stegen como villano sin merecerlo al recibir goles sin poder hacer mucho.

En la otra llave, el Liverpool reencontró el camino en Budapest y se llevó la ventaja, pero no sólo eso, también los goles de visitante que le ayudarán a buscar los cuartos de final. Salah y Mane vieron los goles que sentenciaron el encuentro.

https://www.youtube.com/watch?v=Ui43cRQGbqg

Por su parte, al Leipzig le afectó la ausencia de su estadio y de la Alemania que siempre lo cobija. No encontró la ruta a gol para hacerle daño a un Alisson que no venía con un rendimiento espectacular al que nos tiene acostumbrado y la derrota la llevarán a Anfield.

¿Qué necesita cada equipo para avanzar?

Barcelona: El conjunto blaugrana sufrió una derrota en el Camp Nou, pero lo peor para el equipo fueron los 4 goles de visitante que le encajaron. Para avanzar a los cuartos de final, necesita anotar 4 goles sin recibir uno en parís y en caso de recibir uno en la vuelta, tendrá que ganar por ventaja de 5. El marcador 4-1 a favor del Barcelona en Francia mandaría el partido a prorroga.

PSG: Pochettino recibirá al Barcelona con toda la ventaja, ya que tiene el marcador más cómodo que incluso perdiendo avanzaría a cuartos de final. Se puede dar el lujo de perder por diferencia de 3 goles sin anotar ninguno. Un gol significaría aun más ventaja para el Barcelona.

Liverpool: Klopp aventaja la serie por 2-0 y al igual que el PSG, le puede entregar ventajas al Leipzig y perder por diferencia de 1 gol, con lo que avanzaría a cuartos de final. Un marcador de 2-0 mandaría el partido a tiempos extras y un gol de los “reds” pondría las cosas muy difíciles para el Leipzig.

RB Leipzig: Los alemanes se jugarán la vida al llegar a Anfield, un marcador como el de la ida llevaría el partido a la prorroga. Tiene la ventaja de poder recibir gol y necesitar los mismos 3 goles para avanzar por la regla del gol de visitante.

Jorge Cuevas es periodista egresado de la Universidad Latina con más de 3 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en Diario AS México y actualmente lo puedes leer en Sopitas. También... More by Jorge Cuevas

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook