Querétaro sigue contratando refuerzos para salvar un 2019 que inició pésimo. Nicolás Navarro se convirtió en nuevo jugador de Gallos.

El portero argentino llega procedente del San Lorenzo de Almagro y como el sucesor natural de Tiago Volpi. Hasta ahora había sido Gil Alcalá el guardameta titular del equipo de Rafael Puente Jr., pero las cosas no han ido nada bien. Tres derrotas en tres partidos.

Nicolás Navarro mide 1.91 metros. Será su primera experiencia en el futbol mexicano, tras pasar el mayor tiempo de su carrera en Argentina. Pero también con dos clubes en Europa.

Navarro debutó en 2006 con Argentinos Juniors. Equipo con el que estuvo durante tres años, jugando 62 partidos y permitiendo 61 goles. Después emigró a Italia para enfundarse en la camiseta del Napoli. En dos años tuvo participación en 25 partidos, encajando 28 goles.

Volvió al futbol de su país con uno de los equipos más grandes de Argentina, River Plate. Sin embargo sólo pudo jugar en 5 partidos y permitió 9 goles en los mismos.

Su segunda aventura en el futbol europeo fue en Turquía. El Kayserispor fue quien le dio la oportunidad, pero sólo se mantuvo durante año y medio en el club. Tiempo en el que logró disputar un total de 31 partidos, encajando 32 goles.

Una vez más volvió a Argentina para fichar con el Tigre, pero otra vez tuvo muy poca participación. Únicamente tres partidos en los que permitió el mismo número de goles. Posteriormente llegó a Gimnasia La Plata, donde encajó 34 goles en 32 partidos.

Fue en San Lorenzo donde encontró estabilidad. Llegó a mediados de 2016 y desde entonces jugó 68 partidos en los que permitió 56 goles. No obstante en la última campaña fue perdiendo minutos, al grado de sólo tener participación en 21 encuentros. Desde entonces comenzó a plantearse su salida del club.