Esta mañana en la liga escocesa se vivió el partido que paraliza Glassgow. El Celtic visitó al Rangers en una edición más del Clásico Eterno y en esta ocasión el club católico derrotó 2-0 a los dirigidos por Pedro Caixinha.

De hecho, el Celtic dominó el encuentro de principio a fin y aunque el equipo de Brendan Rodgers no goleó, jamás pareció estar en riesgo de no sacar los tres puntos. El Gullit Peña jugó poco más de 70 minutos y Lalo Herrera entró en la recta final del encuentro pero poco pudieron hacer los mexicanos para evitar la caída de su equipo.

Y hablando de caídas quizá el highlight del partido para el Rangers fue el tropezón que sufrió Pedro Caixinha en los albores del encuentro. Un jugador del cuadro local fue empujado fuera del campo por un rival; sin embargo el hombre de los Vigilantes no pudo controlar su cuerpo y terminó derribando a su propio entrenador.


La verdad, pobre de los Rangers y del exentrenador del Santos, pero la verdad es que la caída del estratega refleja lo que ha sido esta temporada para el cuadro azul. Eliminados en la primera fase de la clasificación para la Europa League  y ubicados hasta el cuarto lugar de la tabla en Escocia. En fin, esperemos que le vaya mejor al equipo de Gullit y Herrera. Por lo pronto, el tropezón de Caixinha nos sirve para reír un rato en estos tiempos difíciles.

Pleca Instagram Deportes