El triunfo 127-123 sobre Sacramento no sólo regresa el ánimo a los Warriors de Golden State, sino que ha pasado a la historia de los récords de la NBA, pues en ningún otro partido se anotaron tantos triples.

En total fueron 41 en un partido de locura y que dejó en el pasado la marca de 40 triples que impusieron en febrero de 2018 Minnesota y Cleveland, que en ese entonces aún tenían a LeBron James en sus filas. Los Warriors de Golden State se apuntaron 21 triples la noche del 5 de enero de 2019, mientras que Sacramento encontró el aro en 20 ocasiones.

El más participativo en esta nueva marca fue Steph Curry, quien logró 10 triples y consiguió en total 42 puntos durante el partido; por cuarta ocasión en la temporada, Curry superó la barrera de las 40 unidades ¿podrá superar los cinco duelos consecutivos con más de 40 puntos como lo hizo James Harden?

Por parte de los Kings, Buddy Hield le hizo sombra a Curry con ocho triples que ayudaron a conseguir 32 puntos, insuficientes para arrebatarle el triunfo a los Warriors, que encontró en Kevin Durant y Klay Thompson un par de buenos escuderos para Curry con 29 y 20 puntos respectivamente.

Con una marca de 26 ganados y 14 perdidos, los Warriors han caído al tercer puesto de la Conferencia del Oeste, tras una temporada altibajos y en la que se han quedado cortos en duelos importantes como ante los Lakers y los Rockets.