Todo parecía que había terminado en los mejores términos, sin embargo, el boxeador Kubrat Pulev finalmente será demandado por Jenny Sushe, la reportera a quien besó en plena entrevista, lo que provocó una serie de críticas al boxeador por el abuso.

Después de vencer al rumano Bogan Dinu por nocaut, el búlgaro Pulev fue entrevistado por Sushe sobre la pelea y al final de la charla, el boxeador besó a la reportera sin su consentimiento en plena transmisión para Vegas Sports Daily.

 

El miércoles, Pulev intentó aclarar los hechos al asegurar que mantenía una buena amistad con Suche desde hace tiempo, “y por eso la besé”, incluso aseguró que después de la pelea, la reportera se unió a la fiesta por el triunfo del búlgaro y que ahí retomaron el tema del beso, del cual rieron ambos.

La historia parecía haber terminado ahí, sin embargo, Sushe habría recurrido a los servicios de Gloria Allred, una abogada de 77 años con un enorme prestigio en Estados Unidos en casos de agresión y violencia sexual.

TMZ informó la contratación de la abogada, quien es conocida en su gremio como “la abogada más famosa en la práctica de leyes en Estados Unidos”.

La reportera realizó una conferencia de prensa en la que explicó que después de la entrevista, el boxeador le pidió que editara la parte del beso y que buscó tocar su trasero.

 

“Por la presente solicitamos que la comisión lleve a cabo una investigación inmediata sobre las acusaciones serias. Pedimos que se suspenda la licencia de boxeo del señor Pulov, indicó la abogada en una carta.

El medio consideró “injustificable” el beso del boxeador y manifestó que “las mujeres deben sentirse seguras y cómodas para ejercer las obligaciones de su trabajo, libres de abusos y acoso”.

https://instagram.com/sopitasdeportes