Se nos termina el 2019 y con ello una década que nos rompió el corazón en más de una ocasión con los retiros de figuras importantes en el mundo deportivo, tanto a nivel nacional como internacional; en el futbol y en otros deportes.

Algunos de los huecos que dejaron las estrellas que pusieron fin a su carrera deportiva en estos últimos 10 años, aún siguen vacíos. Tal vez no a todos los viste competir, pero seguramente has escuchado sus nombres y sabes que ante ellos hay que ponerse de pie.

2011

Ronaldo (El verdadero)

Realmente nos partió el corazón, pues anunció el fin de su carrera el 14 de febrero. Después de jugar con monstruos europeos como Barcelona, Inter, Milán y Real Madrid, volvió a Brasil y disputó su último partido con el Corinthians.

En la conferencia de prensa explicó que padecía hipotiroidismo, lo cual hacía complicado que se mantuviera en forma. Para controlarlo, debía someterse a un tratamiento médico con fármacos que contenían sustancias prohibidas. Muchos deben de estar arrepentidos por haber bromeado con mi peso, pero no guardo rencor a nadie. Sólo quería explicarlo en el último día de mi carrera”, declaró.

Actualmente es accionista del Valladolid de España y analiza la opción de comprar otro equipo.

 

2012

Michael Schumacher

Después de 91 victorias, 68 pole positions y siete títulos en Fórmula 1, Michael Schumacher le puso fin a su carrera en el automovilismo con la escudería Mercedes, con la que logró un podio y 49 puntos en su última temporada.

La escudería alemana anunció el fichaje de Lewis Hamilton y Schumacher se quedó sin lugar en el Gran Circo y anunció su retiro.

Getty Images

Actualmente sigue en tratamiento tras el accidente sufrido en esquí en 2013, tras golpearse la cabeza, aunque su condición sigue siendo en realidad un misterio.

2013

Alex Ferguson

La época más gloriosa del Manchester United no puede entenderse sin Sir Alex Ferguson, uno de los estrategas más reconocidos en la historia del futbol. Conquistó 13 veces la Premier League y dos Champions, entre otros títulos, además fue el responsable de haber llevado al mexicano Javier “Chicharito” Hernández al futbol del Viejo Continente.

Dirigió a los Red Devils durante 27 años y desde su retiro el club no ha vuelto a ser el mismo. Sólo ha levantado dos veces la FA Cup, una Community Shield y una Capital One Cup.

 2014

Derek Jeter

Con ustedes un ejemplo de fidelidad y amor por los colores. Dedicó su carrera de principio a fin a los Yankees y es considerado como uno de los mejores jugadores en la historia de la franquicia.

Fue seleccionado 14 veces al Juego de las Estrellas, pero su máximo legado son las cinco Series Mundiales, cuatro de manera consecutiva: 1996, 1997, 1998, 1999 y 2000. El quinto anillo llegó en 2009 y cinco años después puso fin a su carrera.

Getty Images

 Juan Manuel Márquez

A falta de lo que haga Saúl Álvarez en lo que le queda a su carrera, Juan Manuel Márquez es el último ídolo del boxeo mexicano y para muestra la inclusión del “Dinamita” al Salón de la Fama.

Alcanzó el clímax de su carrera en diciembre del 2012, cuando dejó en la lona Manny Pacquiao, con quien había peleado en tres ocasiones y con resultados polémicos que favorecían al filipino.

Una lesión en la rodilla lo orilló a ponerle fin a su carrera, la cual deja un legado de cuatro títulos mundiales en diferentes divisiones, así como un récord de 56-7-1 (40 KO).

Carles Puyol

El emblemático capitán del Barcelona prefirió el retiro, antes de vestir otra playera que no fuera la blaugrana. Su estilo siempre valiente lo orilló a dejar el futbol a los 36 años, después de una serie de lesiones.

En total sufrió 36 lesiones, ocho de ellas en las rodillas y cuatro fracturas, de las cuales tres fueron en la cara.

Capitán Puyol conquistó tres veces la Champions League, el Mundial de Sudáfrica 2010 y dos Eurocopas, así como seis veces el torneo de la liga española.

2016

Payton Manning

Extendió su carrera todo lo que pudo hasta que el brazo pidió descanso a los 39 años de edad con los Denver Broncos después de 18 temporadas.

En su última temporada llevó a Denver al campeonato de la Conferencia Americana, después de vencer a los New England Patriots de Tom Brady y le puso la cereza al pastel al conquistar el Super Bowl 50 frente a los Carolina Panthers.

Getty Images

Dejó un legado de 2 Super Bowls y cuatro títulos en la Conferencia Americana y tiene uno de los lugares más sagrados en la historia de los Indianapolis Colts.

Michael Phelps

Ya había anunciado que los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro sería la última competencia, por lo que Michael Phelps acaparaba la atención cada vez que le tocaba saltar al agua.

En total, el “Tiburón de Baltimore” conquistó seis medallas, cinco de oro y una de plata, para dejar el récord como el máximo medallista olímpico de la historia con un total de 28 preseas repartidas en cuatro ediciones de Juegos Olímpicos.

Kobe Bryant

Después de su retiro, los Lakers habían permanecido a la sombra de los memes y las burlas, hasta que llegó LeBron James. Kobe es la última leyenda de la franquicia angelina, con la que jugó toda su carrera.

A lo largo de nueve años, el escolta jugó más de mil 300 partidos, aportó mil 198 puntos, porcentaje de 25 puntos por partido, lo que llevó a “Black Mamba” a ser elegido 15 veces All-Star.

Aún en la temporada 2018-19, la afición de los Lakers pedía su regreso al ver que LeBron James no la armaba solo en su primera temporada.

Cuauhtémoc Blanco

El ídolo de Tepito y de todo el americanismo se retiró con el equipo de sus amores, en un juego de liga contra Morelia en el Estadio Azteca. De no haber disputado ese partido, el gober habría puesto punto final a su carrera con el Puebla.

Blanco disputó tres Mundiales (Francia 1998, Corea-Japón 2002 y Sudáfrica 2010) y es el tercer máximo goleador de la Selección Mexicana y compartió su talento con otros equipos: Necaxa, Valladolid, Veracruz, Chicago Fire, Santos, Veracruz, Irapuato, Dorados, Lobos BUAP y Puebla.

2017

Usain Bolt

El hombre más rápido llegaba sonriendo, casi riéndose, en cada una de las competencias gracias a la sobrada distancia que lograba con el resto de sus rivales rumbo a la meta. Conquistó ocho medallas olímpicas de oro y 14 de en Mundiales de Atletismo (11 de oro).

Sus últimos Juegos Olímpicos fueron en Rio de Janeiro 2016 y desde entonces puso en duda su continuidad en el atletismo, pero al final se despidió sin tiempo oficial en su última carrera en el Mundial de Londres. El jamaicano sufrió una lesión en los relevos y quedó tendido sobre la pista.

 

Francesco Totti

No tuvo el palmarés que una leyenda como él merecía, aunque con Italia logró el mundial del 2006. Sólo conquistó un título de liga en la Serie A, pero lo que convirtió a Totti en una leyenda fue la fidelidad a la Roma, el equipo de su infancia.

Por amor al conjunto romano rechazó diversas ofertas, entre ellas una del Real Madrid, pero a cambio se ganó el respeto de todo el mundo futbolístico. Una revista española aseguraba que para solicitar una entrevista con el “Emperador” debía esperar un año para obtener respuesta y que durante el pontificio de Benedicto XVI tenía más fama en Roma que el propio Papa.

Sin Totti, la Roma no es lo mismo *se seca las lágrimas*.

2018

Ronaldinho

El máximo mago del futbol tenía que ser brasileño. Fue uno de los responsables de sacar al Barcelona de una de sus épocas más obscuras y lo llevó a conquistar su segunda Champions en 2006.

Fue ídolo de masas y de un tal Lionel Messi, a quien le dio la asistencia para su primer gol oficial y pudo hacer crecer más su leyenda con el Barcelona, si no fuera porque Josep Guardiola pidió su salida en 2008… eso y la fiesta.

Logró el Mundial de Corea-Japón 2002 y el Balón de Oro en 2006. Tal vez no aparece esto en su palmarés, pero llevar a Gallos de Querétaro a una final de la Liga MX es cosa que sólo un conocedor del futbol mexicano puede valorar.

Rafa Márquez

Para algunos es el mejor jugador mexicano en todos los tiempos, aunque para la mayoría su lugar está debajo de Hugo Sánchez. Como sea, cuando se habla de Rafa Márquez nos ponemos de pie porque es el único mexicano que logró dos Champions League (2006 y 2009) y formó parte del mejor Barcelona de la historia al conquistar el sextete.

Las malditas lesiones lo obligaron a volver a América y enfilarse con los Red Bulls de la MLS, después volvió a México para ser campeón con el León, volver a Europa con el Hellas Verona y cerrar su carrera donde comenzó todo, con el Atlas.

Ese porte, ese liderazgo nato, los toques de balón corto y esos trazos milimétricos de larga distancia ponen al “Káiser” en otro nivel, mismo que lo llevó a jugar cinco Mundiales y alcanzar el récord de la “Tota” Carbajal.

Óscar “Conejo” Pérez

Destacó por ser uno de los porteros más chaparritos y viejos del mundo. Cada año amagaba con retirarse hasta que en 2019 fue verdad. Fue campeón con Cruz Azul en 1997 y eso debe valorarse como un milagro más que como parte de su palmarés.

Pocos recuerdan que en ese año, Pérez se hizo un lugar entre Jorge Campos y Nicolás Navarro, que en ese tiempo eran los mejores porteros de México, por lo que en el papel, él sería el tercer portero de La Máquina.

En 2009 dejó a Cruz Azul para deambular a préstamo con media Liga MX y le tocó hacerle un gol a su Máquina durante el clímax del término “cruzazulear”, y aún así se mantuvo como ídolo cementero. El día de su despedida no pudo evitar las lágrimas y contagiar de emoción a aficionados celestes y de otros equipos.