“Admitimos errores al no escuchar a jugadores”, la declaración de Roger Goodell que divide opiniones

Por la noche del pasado jueves, jugadores afroamericanos de la NFL publicaron un video en el que se manifestaron en contra de los actos de racismo en Estados Unidos, así como los actos de violencia y abuso de autoridad, que enmarcan las protestas en el país, especialmente por la muerte de George Floyd a manos de hasta cuatro policías.

Un día después, el comisionado de la NFL, Roger Goodell, manifestó apoyo a los jugadores de dicho video, así como a la comunidad de color en Estados Unidos, a la vez que admitió que fue un error no escuchar antes las protestas de los jugadores afroamericanos en la liga.

“Nosotros, la NFL, admitimos que estábamos mal en no escuchar ante a nuestros jugadores y animar a que se hablen y protesten pacíficamente. Nuestro país sufre momentos muy complicados. En lo particular, la gente de color de nuestro país. Primero, quiero dar mis condolencias a la familia de George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery, y a todas las familias que han sufrido brutalidad policiaca”.

“Nosotros, la NFL, creemos en que las vidas de los negros importan (Black Lives Matter). Inspiramos un cambio”, declaró en un video que ha provocado diversas reacciones, pero que en general ha sido aceptado.

 

Los más críticos consideran que la declaración de Goodwell llegó tarde, mientras que el periodista Enrique Garay aseguró que “la convicción para combatir el racismo se debe demostrar en hechos, no en palabras”.

Cabe recordar que la NFL castigó a Colin Kaepernick por manifestarse de rodillas durante el himno nacional y le cerró las puertas al entonces quarterback de San Francisco y quien tras una demanda tuvo contra las cuerdas a la NFL, hasta que llegó finalmente a un acuerdo en febrero de 2019.

Kaepernick llegó a un acuerdo con la NFL para retirar demanda

Garay recordó que la NFL se encuentra dominada en la cancha por jugadores de color, con un 70 por ciento, mientras que los blancos apenas llegan a un 28 por ciento, sin embargo, la mayoría de los dirigentes son blancos.

 

En la NFL hay 32 franquicias, todas comandadas por propietarios blancos, mientras que entre los gerentes generales sólo hay cuatro afroamericanos, cifras similares entre los coaches, pues sólo tres son de color.