Antes de jugar el amistoso que tiene pactado en Morelos junto a Cuauhtémoc Blanco, Ronaldinho tenía un compromiso en Cancún, Quintana Roo, donde también disputaría un partido de exhibición, el cual arrancó una hora y 35 minutos más tarde lo pactado.

Los reportes aseguran que el brasileño se negaba a jugar ya que ni a él ni a sus invitados les habían pagado lo acordado previo al encuentro. Finalmente, hubo acuerdo y el brasileño salió a la cancha del Andrés Quintana Roo, el estadio del Atlante.

Sin embargo, este no fue el único imprevisto en la visita del exjugador del Barcelona y Milán durante su estancia en Cancún.

Firma de autógrafos

La primera actividad respecto al juego que forma parte de la gira de despedida de Dinho, era una firma de autógrafos en un centro comercial, la cual era organizada por una fundación.

Aficionados acamparon desde las 22:00 horas del martes para ser los primeros en ver al delantero, quien debía presentarse a las 12:00 de este miércoles. Finalmente Dinho apareció a las 14:00 horas, pero permaneció menos de 10 minutos, lapso en el que firmó autógrafos a niños de la fundación y después a sólo 20 personas que estaban en la fila. Cientos se quedaron con las ganas.

Conferencia de prensa

Después de la firma de autógrafos, el Ronaldinho tenía pactada una conferencia de prensa con los medios, sin embargo, el sudamericano no se presentó. Su hermano tuvo que hacer el paro y salió en lugar de Ronaldinho.

Este jueves, Dinho tiene pactada una ceremonia con Cuauhtémoc Blanco, quien lo nombrará ciudadano distinguido de la ciudad y después una exhibición de tenis balón.