Los San Francisco 49ers hicieron válidos los pronósticos y se convirtieron en el primer invitado a la Final de la Conferencia Nacional después de pasarle la carrocería a los Minnesota Vikings 27-10 y esperará a este domingo para conocer a su rival, el cual saldrá del juego entre los Seahawks y Packers.

Kirk Coussins no salió en su mejor tarde y eso costó caro. El quarterback de Minnesota fue capturado al final del segundo cuarto y después interceptado en el tercero, justo en los momentos clave en los que los Vikings buscaban meterse al juego.

Las dos ofensivas mostraron sus armas desde el primer cuarto con un touchdown por cada bando. Primero fue San Francisco tras la conexión de tres yardas entre Jimmy Garoppolo y Kendrick Bourne.

Los Viking respondieron en su siguiente ofensiva mediante un bombazo de 41 yardas de Kirk Coussins para Stefon Diggs, quien se encargó de cruzar la línea de meta para poner las cosas 7-7.

 

Fue a partir del segundo cuarto cuando los 49ers comenzaron a separarse con el segundo touchdown del juego, gracias a Tevin Coleman, quien recorrió una yarda por tierra. La respuesta de los Vikins fue una patada de Dan Bailey de 39 yardas para tratar que la distancia no creciera tanto.

Al regreso del descanso, Robbie Gould le dio otros tres puntos a San Francisco con una patada de 35 yardas y antes de terminar el tercer cuarto Coleman volvió a hacer de las suyas por tierra y dejó a San Francisco bien encaminado rumbo a la Final de Conferencia 24-10.

Robbie Gould volvió a hacer su chamba al inicio del último periodo con otro gol de campo que le dio otros tres puntos a San Francisco