Empresa de Slim, bajo presión en la remodelación del Santiago Bernabéu

En mayo del 2019, la empresa constructora del empresario mexicano, Carlos Slim, ganó un contrato para llevar a cabo la remodelación del Estadio Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid, con un valor aproximado a los 532 millones de dólares.

Las obras comenzaron por la parte exterior y tras la pausa de La Liga por la pandemia del coronavirus, ahora se trabaja en el interior, y ahora existe cierta presión debido al nuevo plan de la liga española.

Ah prro: Carlos Slim gana contrato para remodelar el estadio del Real Madrid

¿En qué consiste el nuevo plan?

El futbol español tiene pensado reanudar en junio y terminar la temporada 2019-20 sin público en los estadios, sin embargo, para la temporada 2020-21, contempla afición en los inmuebles.

De esta manera, se piensa que en los estadios se ocupe un aforo del 30 por ciento durante los meses de septiembre y octubre. Para el periodo de noviembre y diciembre se espera que los estadios dispongan del 50 por ciento de su capacidad y a partir de enero el 100 por ciento, de acuerdo con Mundo Deportivo.

Empresa de Slim, bajo presión en la remodelación del Santiago Bernabéu

Getty images

¿Cuál es el problema en el Bernabéu?

Tras iniciar los trabajos al interior del inmueble han comenzado a desmontar todas las butacas de las gradas, por lo que la empresa de Slim tendría que acelerar el paso para que el estadio pueda albergar aficionados en su interior a partir del mes de septiembre.

Pero no sólo habría problema con la parte de las gradas. Una de las modificaciones más espectaculares del inmueble se centra en la cancha, la cual será retráctil, de modo que la cancha se podrá guardar para que no se maltrate durante otro tipo de eventos, como conciertos. Este es el principal motivo por el cual el césped ha sido desmontado.

 

¿Qué pasa si no terminan a tiempo?

La empresa de Slim fue contratada para entregar la obra terminada en agosto del 2022, por lo que cuenta aún con un amplio margen, pero en caso de que las remodelaciones en las gradas no terminen antes de septiembre de este año, el club merengue podría jugar sus partidos como local en el estadio del equipo filial, el Castilla.

De hecho, ante la imposibilidad de jugar sin público, el Madrid disputará sus partidos en el Estadio Alfredo Di Stéfano, la cancha del Castilla, que tiene capacidad para seis mil aficionados.