Iker Casillas fue el encargado de avisar que el partido del Porto este sábado ante Madeira se suspenderá por las malas condiciones climáticas que les impidieron llegar a su destino.

El equipo viajaría a la ciudad del equipo rival para sostener el compromiso, sin embargo, tuvieron que hacer un aterrizaje en Porto Santo.

A pesar de todo, el equipo no ha hecho oficial lo declarado por el portero, sin embargo se espera que en los próximos minutos emitan una declaración al respecto.