La Selección Mexicana Femenil Sub 17 ya es histórica, pues disputará su primera Final en un Mundial, después de vencer en Semifinales a Canadá por la mínima diferencia.

Pocos daban un peso por ellas y otros ni cuenta se habían dado sobre que se jugaba un Mundial en Uruguay, pero el Tri Femenil ha obligado a voltear a verlas sí o sí gracias a una enorme participación en la Copa del Mundo, en la cual ya vencieron a Brasil y le sacaron el empate a Japón, dos gigantes que en principio invitaban a no ilusionarse desde la fase de grupos, pero las mexicanas han roto los pronósticos.

 

México se enfrentará en la Final contra España, que se impuso 2-0 a Nueva Zelanda con goles al final del primer tiempo y al arranque del segundo, por lo que en líneas generales, las españoles tuvieron un partido sin contratiempos.

Pina consiguió el primer gol a los 39 minutos e Irene aumentó la renta al 48’, ambas ayudadas por malos rechaces de la zaga tras centros desde la derecha. La Final se disputará el próximo sábado a las 16:00 horas.

Nicole Pérez, quien a lo largo del torneo ha dado muestra de su maestría a balón parado, marcó el gol de su vida a los 25 minutos desde el manchón penal. La mexicana ejecutó hacia su izquierda y dejó estática a la portera para firmar el 1-0.

Nicole fue una de las heroínas de la Selección Mexicana Femenil para conquistar el pase a las Semifinales, luego de marcar un doblete contra Ghana, con el que obligó a la tanda penales.

Las chicas superpoderosas de Mónica Vergara fueron superiores en lo táctico y también en lo físico. Varias de las canadienses terminaron en el césped con calambres debido a que el partido se disputó con un alto grado de humedad, aunque esto no fue impedimento para que los últimos cinco minutos (más cinco de compensación) fueran dramáticos.

“Estoy viviendo un sueño y sé que está cargado por mucha energía positiva, es para ellos y todavía vamos a trabajar muy fuerte para la Final. A trabajar con todo, que las finales se plantean para ganar”, dijo Vergara al final del encuentro. “¡Y viva México!” remató la estratega.