Partidazo en el Progressive Field: ¡Chicago Cubs se llevan la Serie Mundial!

La Serie Mundial número 112 ha llegado al límite y el ganador tendrá que salir en este séptimo juego.

Las acciones de los Cubs a lo largo de todos los choques dejaron con la boca abierta a más de uno. Fan o totalmente desconocido, todos reconocieron el esfuerzo de la novena de Chicago, la cual vino desde abajo al tener en su bolsa tres derrotas.

Los Indians ya se hacían campeones

. Solamente tenían que llegar a ganar el último -y cuarto partido para ellos- dentro de su propia casa para levantar el trofeo… y el destino intervino en su contra. Parece que uno de los dos tiene que extender su racha sin obtener un Clásico de Otoño y los fantasmas del pasado para el equipo de Joe Maddon están a punto de esfumarse.

Joe Maddon gifPor Chicago abrirá el pitcher con mejor ERA de toda la temporada: Kyle Hendricks. El lanzador derecho de 26 años será el que intente en primera estancia terminar la sequía de campeonatos.  intentará romper la mala racha centenaria de su franquicia. Además, llega con récord de 1.65 por entrada. 

En el equipo de los Indians lanzará su pitcher estrella, Corey Kluber. Su inmejorable actuación en el primero y cuarto partido fueron más que suficientes para que Terry Francona depositara toda su confianza. Su efectividad de 0.89 en los cinco inicios de esta postemporada tendrán que hablar por sí solas.

Séptimo juego de la serie Mundial

Chicago cubs celebra serie Mundial

Dentro del Progressive Field de Cleveland, las cosas estaban totalmente ardientes. Kluber en el centro del diamante, Dexter Fowler como bateador para hacer historia. Apenas cuatro lanzamientos y Fowler rompió su tabla para volar la primera barda. ¿Quién se escribía en los libros ahora? De esta forma, es el primer séptimo juego de la final en el que alguien marca cuadrangular.

Santana, Kipnis y Mike Napoli no pudieron hacer avanzar a Francisco Lindor en la primera. No habría peor inicio que ese para los Indians en la Serie Mundial. Pero no estaban muertos, Santana llegó a imponer respeto e impulsó a Crisp, quien llegó dando brincos a la registradora para conseguir su anotación y empatar el partido.

Kendrik serie mundial

Kris Bryant no se dedica solamente a conectar la pelota, además de eso también se dedica a sumar y los Cubs aprovecharon esa situación. Impulsos de él y Zobrist pusieron la pizarra tres a uno y la noche continuaba siendo turbia para los Indians.

Para el inicio de la quinta, Javier Baez simplemente se paró en la caja de bateo y sin problema alguno dio un golpe a la bola que no cayó dentro del terreno. Parecía que estaban jugando en Wreigley Field por toda la afición que gritaba en las gradas y Kluber no sabía lo que estaba pasando.

Andrew Miller llegó al final de esa misma línea pero los Cubs no lo perdonaron, Rizzo pegó un sencillo para impulsar a Bryant, quien se echó tres bases para conseguir un doblete y sumar la quinta carrera.

Fans de Indians lamentan todo

El duelo entró a la tensión absoluta y los aficionados locales no podían creer lo que estaba pasando. Ya con Jon Lester en la lomita, a punto de salir de la quinta entrada Francisco Lindor aprovechó un lanzamiento mediano que no bien capturado por el catcher, a eso una par de carreras de Kipnis y Napoli dieron el recorte al marcador.

David Ross, después de haber cometido un error en la jugada anterior, se puso la capa de héroe para hacer su propio home run. Chicago dominaba y nadie lo creía, lo que parecía un sueño estaba pasando. Esa marcó la salida de Miller y Cody Allen llegó para tratar de rescatar el duelo.

El cubano Aroldis Chapman se metió al campo para terminar con cualquier aspiración de Cleveland. A pesar de que consiguió dos outs, el error vino con Rajai Daivis quien consiguió su propio cuadrangular para impulsar a dos carreras y empatar el partido.

Rajai Daivis home run

En un juego que tuvo de todo, hasta una nube de lluvia que aterrizó sobre Progressive Field para detener las acciones de manera momentánea antes de que llegaran las entradas extras por el gran empate que se había suscitado.

Ya en la alta de la décima, nadie más que Zobrist hizo correr a Almora Jr para que Montero repitiera y Rizo consiguiera anotarse en la registradora. Nadie podía creerlo. Se ponían adelante por dos carreras apenas en los instantes iniciales.

Davis ponía a todos al borde sus asientos: gracias a un pequeño toque con el bate que no fue bien interceptado por el jardín izquierdo daba la carrera a Brandon Guyer. El tiempo paso, la presión caía sobre la onceava local y finalmente se rindieron ante los visitantes.

¡Chicago Cubs ganan por tercera ocasión en su historia una Serie Mundial!

 

A pesar de la lejanía, el ambiente en el Wrigley Field también estaba ahí y tal vez eso fue de ayuda.

Fans de Cubs en Wrigley

 

***Fotos Getty Images

Pleca Instagram Sopitas Deportes