Venezuela trae una auténtica fiesta político-social, luego de que Juan Guaidó, presidente de la asamblea nacional se autoproclamara presidente interino y la mayoría de los países sudamericanos y Estados Unidos, lo reconocieron como tal. Sin embargo, Nicolás Maduro, el presidente legítimo (por así decirlo), rompió relaciones con EU.

En pocas palabras, Venezuela tiene dos presidentes y la Unión Europea invitó a Maduro a realizar elecciones libres y todo esto ha provocado movilizaciones sociales que han dejado como saldo al menos dos personas fallecidas, lo cual causó indignación entre los jugadores de Leones de Caracas, que se había negado a jugar el segundo partido por la final de Invierno ante Cardenales de Lara.

Ante la oposición de Cardenales por posponer el segundo juego, éste se disputará ante la molestia de Leones, por lo que el partido sufrió un cambio de horario, lo que ha despertado dudas sobre la próxima edición de la Serie del Caribe, pactada para realizarse del 2 al 8 de febrero en Barquisimeto, en Venezuela.

 

A la Serie del Caribe asisten los campeones invernales de Cuba, República Dominicana, Puerto Rico y México, que será representado por el ganador de la serie entre Charros de Jalisco y Yaquis de Obregón (1-1 hasta el juego del martes 22 de enero).

Sin embargo, la situación social de Venezuela podría provocar cambios en la organización de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CPBC), aunque de momento no se considera un plan para cambiar de sede.

“Estamos preparados para cualquier coyuntura, en caso de que no pueda realizarse, pero hasta ahora será Barquisimeto”, declaró Juan Francisco Puello Herrera, presidente de la CPBC.

Los presidentes de las ligas participantes en la Serie del Caribe se han manifestado atentos a lo que suceda en los próximos días para atender cualquier cambio en la organización.