Getty Images

El Sion de Suiza ‘recapacita’ y sólo despide a nueve de sus jugadores

Ante la crisis del coronavirus, el equipo suizo, Sion, había despedido a toda su plantilla al no aceptar un recorte salarial durante la pausa del torneo nacional ante la epidemia. Sin embargo, tras diversas quejas de los futbolistas, el club suizo “recapacitó” y sólo despidió a nueve.

La liga suiza, al igual que la gran mayoría de los países europeos, suspendieron actividades ante la alarmante progresión de contagios en Europa, por lo que el club suizo argumentó que no tenía ingresos por derechos de transmisión y patrocinios para pagar la totalidad de los sueldos.

Ante esta situación, la directiva solicitó a los jugadores responder un correo en el que se les hacía saber a los jugadores sobre la reducción de salario con un plazo de 24 horas para responder. Algunos jugadores rechazaron la propuesta y otros no contestaron, por lo que había despedido a toda la plantilla.

Getty Images

Ante esta situación, el sindicato de jugadores suizos tomó cartas en el asunto para echar para atrás la decisión del presidente del club, Christian Constantín, quien cambió de opinión y sólo terminó despidiendo a los futbolistas que rechazaron la reducción de salario.

“No tiene sentido mantener a los jugadores que no quieren hacer un esfuerzo cuando todos los demás tienen que hacerlo. Les dije que su salario (reducido) es prácticamente el salario de dos o tres enfermeras que trabajan duro para salvar vidas hoy”, indicó Constantín, de acuerdo con ESPN.

Getty Images

La situación sigue generando molestia especialmente en el presidente del sindicato, Lucien Valloni, quien consideró que esta decisión fue demasiada apresurada a la vez que reprobó las formas.

“Si aparece una crisis, debe cuidar a sus empleados y no ponerles una pistola en la cabeza y decirles que tienen 24 horas para decidir sobre una reducción o no, y luego si dicen que no, son despedidos. Tienen derechos. Eso es realmente indignante”, comentó.

Constantín tiene una mala reputación en el futbol suizo, luego de tomar la presidencia del Sion en 2003 y desde ese entonces ha contratado a 40 entrenadores, incluido él. Su equipo, además, fue sancionado sin competencias europeas en 2018 por irregularidades en una transferencia y antes, en 2011, fue expulsado de la Europa League por alineación indebida.